Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Gente

GENTE

Una actriz contratada por el presentador de La Sexta se pasa por una anciana que lavó un décimo premiado con 100.000 euros
23.12.08 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Maldita lavadora, maldito follonero
La mujer muestra su décimo premiado triturado por la lavadora. / EFE
La historia de la anciana que lavó su billete de lotería premiado con 100.000 euros conmovió ayer a medio país. Pero podría tratarse de la enésima patraña urdida por el follonero, el cómico y presentador Jordi Évole, al frente del programa Salvados de La Sexta. Así lo aseguró Toni Clapés a primera hora de la tarde del lunes en el programa Versió Rac-1 que dirige en la emisora del radio del grupo Godó.
Carmen Valiente, la mujer de 69 años que llegó a la Administración de Loterías 64 del centro comercial Carrefour-Los Ángeles la Avenida de Andalucía llorosa y hecha un mar de nervios, podría ser una actriz contratada por el showman catalán. Una actriz de talento que convenció con su actuación todos los informadores congregados en el centro comercial de Villaverde para informar sobre el segundo premio de la Lotería de Navidad.
«Hay que ser limpio, pero maldita lavadora. Me ha tocado el segundo premio, pero he lavado el décimo y no sé si me lo pagarán», se presentó la presunta agraciada ante los medios.
Maldijo la hora en que se le ocurrió poner a lavar su bata, explicó como en uno de los bolsillos estaba un décimo del 74.800, un documento al portador que en la mañana del lunes pasó de valer 20 a 100.000 euros y abusó de la buena fe de la lotera, que la consoló y le dio asesoría y amparo. Sin que nadie sospechara alguna superchería, la llorosa Carmen Valiente dijo que quería saber si cobrará un dinero que quería para su hijo y su nuera. Aseguró que el hijo estaba en paro y la mujer embarazada. «Si me dan algo es para ellos, necesitan el dinero, a mi marido y a mí nos basta con la pensión, yo ya tengo para ir a la peluquería», decía la compungida y convincente impostora. No soltaba la bolsita de plástico que encerraba los restos apenas reconocibles de su décimo, una bolsa que, aseguró, antes había contenido guisantes. Su atuendo y su aspecto eran perfectamente acorde al papel y junto a la bolsita de plástico portaba un bocata envuelto en papel de aluminio.
La lotera Sole se la llevó a interior del local, la mantuvo alejada de las cámaras unos minutos y la tranquilizó. Explicó la lotera que los trocitos del billete premiado estarían pronto en el departamento de los CSI de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que unos peritos que reconstruirán el décimo y comprobarán que el de Carmen es uno de los agraciados con el segundo premio.
Vocento
SarenetRSS