Una empresa murciana desarrolla un sistema inalámbrico que controlará la desalinizadora de Valdelentisco

El gerente de Syscomed, Juan Celdrán, indicó que "hemos conseguido desarrollar un nuevo sistema de transferencia inalámbrica de datos a partir de la tecnología WiMAX que duplica el alcance y velocidad obtenido mediante la tecnología Wifi

EP | MURCIA

Una joven empresa murciana, alojada en el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM), ha desarrollado un innovador sistema de transferencia inalámbrica de información que utiliza de base el protocolo de transmisión por ondas de radio de última generación WiMAX, y lo ha aplicado con éxito en la monitorización y control de la canalización y distribución del agua de la planta desalinizadora de Valdelentisco.

Se trata de la empresa Sistemas y Control del Mediterráneo (Syscomed), que cuenta al frente con un equipo de emprendedores murcianos que arriesgaron en su apuesta por encontrar una solución única para la que está considerada como la mayor instalación desalinizadora de sus características construida en Europa, y la tercera del mundo, ubicada entre los términos municipales de Cartagena y Mazarrón.

El sistema de control de la planta de Valdelentisco entrará en funcionamiento en enero, previsiblemente, y la tecnología de Syscomed permitirá que los operadores puedan vigilar en tiempo real sin moverse del Centro de Control los 100 kilómetros de recorrido que separan el punto base donde se halla la depuradora del último depósito de agua, y dar información instantánea de cada uno de los 140 puntos críticos de control que comprende toda la instalación.

Todo comenzó cuando la filial de grupo Abengoa, Befesa CTA S.A., dedicada a los servicios medioambientales para la industria, seleccionó a la murciana Syscomed para afrontar conjuntamente el telemando y telecontrol de la conducción entre embalses de agua desalada, la distribución para riego y el control de los depósitos municipales para almacenamiento de agua desalada, según informaron fuentes de CEEIM en un comunicado.

En este sentido, el gerente de Syscomed, Juan Celdrán, indicó que "hemos conseguido desarrollar un nuevo sistema de transferencia inalámbrica de datos a partir de la tecnología WiMAX que duplica el alcance y velocidad obtenido mediante la tecnología Wifi; y ya estamos utilizando este nuevo sistema de transferencia de información para monitorizar y interactuar en el telemando de la desalinizadora de Valdelentisco".

Este nuevo sistema de transferencia de información inalámbrica supuso "una importante innovación tecnológica en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones, y es una novedad de repercusión internacional, dado que abre un nuevo campo de posibilidades en las aplicaciones de automatización y control de instalaciones complejas", explicó el CEEIM.

Puestos a arriesgar, Syscomed mezcló productos innovadores en telecomunicaciones, informática e ingeniería industrial. Así, en el caso del software, recurrió a una aplicación desarrollada por una de las empresas que les participa, Foro Digital, y el resultado obtenido fue la solución aportada para la monitorización y telecontrol de la desalinizadora, y que permite interactuar con toda la planta e, incluso, tomar decisiones de forma autónoma, tras implementar algoritmos de inteligencia artificial.

Se trata de "todo un logro, teniendo en cuenta que, hasta ahora, la vigilancia mediante este sistema sin cables era tan sólo de unos cinco puntos de control máximo", y de los 140 cuadros de inspección instalados, 40 se han provisto en las instalaciones, mientras los 100 restantes están repartidos en diferentes lugares para velar por la distribución de agua".

El sistema está también pensado para funcionar incluso en los casos menos favorables, en los que se detecten averías, ya que la solución "permite tomar decisiones automáticas de forma inteligente y en tiempo real, sobre la base de la información que está llegando al control", explica Celdrán.

La solución a aplicar puede hacerse "de forma automática, al recurrirse a los datos programados, o mediante el equipo técnico de vigilantes". Además, CEEIM indicó que "está previsto que, ante cualquier avería, se ponga en marcha un sistema redundante de telecontrol, que asegura el pleno funcionamiento de la planta ante cualquier problema.

Además de la distribución de agua, desde el Centro de Control y mediante las soluciones implementadas por Syscomed, se lleva un registro del volumen de agua asignada a cada usuario así como la fecha en que debe suministrarla; una operación que hasta la fecha se hacía de forma manual en otras instalaciones.

Syscomed comenzó su actividad recientemente, y en su crecimiento y proyección ha influido el CEEIM, que asesora a más de 20 jóvenes empresas murcianas de base tecnológica, que se encuentran instaladas en su vivero de empresas. CEEIM, que está promovido por el Instituto de Fomento de la Región de Murcia, provee de asesoramiento técnico, empresarial y tecnológico, y "está contribuyendo a que proyectos como el de Syscomed, lleguen a buen puerto".

La desaladora de Valdelentisco producirá un máximo anual de 70 hectómetros, aunque su puesta en marcha será gradual, siendo en una primera fase de unos 27 hectómetros cúbicos y que llevará agua desalada a Sucina y Corvera (Murcia), Librilla, Fuente Alamo y Mazarrón.

Estos municipios están conectados con la planta mediante cuatro embases construidos a distintos niveles: La Pernera -junto a la desaladora y a 385 metros de altitud; Almagros, en la falda de la Sierra de Carrascoy, a 365 metros; Carrascoy, en la Sierra de Carrascoy, a 290 metros; y Sucina, a 290 metros; todos ellos están unidos mediante un sistema de tuberías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos