El Tramontana da otro susto

El mismo submarino S-74 que se desenganchó del dique en su puesta a flote sufre una vía de agua en su cámara central con sesenta militares a bordo

A. LÓPEZ | CARTAGENA
El Tramontana S-74, en su accidentada puesta a flote en septiembre del 2007. / P. SÁNCHEZ / AGM/
El Tramontana S-74, en su accidentada puesta a flote en septiembre del 2007. / P. SÁNCHEZ / AGM

El susto que se llevaron los sesenta tripulantes del submarino S-74 Tramontana el pasado jueves por la tarde debió de ser tremendo. Una entrada de agua «imprevista» en la cámara central del sumergible obligó a los responsables de la nave a realizar una maniobra de emergencia y subir a la superficie de forma urgente. Realizaban una «prueba rutinaria» en el mar, después de un periodo de inmovilización programado para su mantenimiento, según explicó la Armada Española en un comunicado.

El suceso ocurrió el jueves cuando el submarino Tramontana estaba en las proximidades de Cabo Tiñoso, frente a la costa cartagenera. Según explicaron las mismas fuentes, el accidente no provocó heridos entre la tripulación que iba a bordo.

La maniobra que realizaba en el momento del incidente ya la había llevado a cabo en varias ocasiones sin que se hubiera registrado ningún problema en el interior del submarino.

Este incidente no es el primero en el que se ve involucrado el Tramontana. En septiembre del 2007, durante su puesta a flote, se desenganchó del dique en las instalaciones de los astilleros de Navantia Cartagena y salió disparado hacia el dique del antiguo Club de Regatas, en el Muelle de Alfonso XII, con el que estuvo a punto de chocar.

Un cable roto

La Armada señaló que, «tras llevar a cabo las acciones que marca el protocolo en estas situaciones» (en referencia a la entrada de agua), «para las que la dotación se adiestra habitualmente y de forma intensiva en los simuladores, el submarino salió a la superficie sin ningún tipo de problema».

Tras el accidente, las tripulación solucionó el problema, que al parecer ocurrió en el paso de un cable que se cortó. Fuentes conocedoras del incidente afirmaron que el submarino estuvo «plenamente operativo a los pocos minutos de haber ocurrido el suceso».

El Tramontana es uno de los cuatro submarinos de la clase Angosta de que dispone la Armada Española y tiene su base en Cartagena. Hasta allí regresó el submarino después de detectar la avería sobre las diez de la noche.

Aclaración de Navantia

Por otro lado, Navantia señaló ayer que las declaraciones del presidente del comité de empresa de Cartagena, Ignacio Briones, acerca de los planes del astillero para aumentar la plantilla local no se corresponden con la previsión de la empresa. Un portavoz del astillero público aseguró que Navantia no pedirá a la Comisión Europea más contrataciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos