Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Región

A salto de mata ANTONIO SÁNCHEZ PINTOR

«Ahora soy más colorista y más atrevido», afirma el pintor, que esta tarde inaugura una exposición en la galería de arte de Cuadros López
14.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Sin más remedio, el tipo de pintura que hago llega a la gente»
PAISAJISTA. Antonio Sánchez, ante uno de sus paisajes. / LA VERDAD
A Antonio Sánchez le gusta que le definan como el «pintor de los azules», colores que en sus cuadros adquieren una profunda intensidad. Es algo que, entre otras cosas, podrá comprobarse en la exposición que, bajo el título de Estudios, se inaugura esta tarde, a las ocho, en la Galería de Arte de Cuadros López.
- ¿Por qué eso de Estudio?
- Porque me apetecía bastante hacer una exposición que incluyera una serie de apuntes, que conservaba en el propio estudio en el que pinto. Hasta ahora no me había atrevido a exponerlos, pero pienso que esos apuntes quizá sean lo más sincero que un pintor puede tener.
- También hay cuadros de respetables tamaños, en los que aparecen los arrozales de Calasparra u otros paisajes, que poco tienen de apuntes.
-Son como la culminación de esos apuntes. Hay veces en que finalizo una obra en directo, y otras lo hago en el estudio, porque lo que suelo hacer principalmente es tomar apuntes rápidos, para desarrollarlos posteriormente.
- Su nombre como pintor parece que quiere abrirse paso. Hasta no hace mucho parecía un poco silenciado.
- Yo empecé a pintar en 1991. Mi primera exposición fue en Archena, y, al año siguiente, lo hice en Chys. Desde entonces no he parado. Un par de veces también he expuesto en la sala de Cajamurcia en Madrid.
- ¿Satisfecho con lo que hace?
- Estoy satisfecho con lo que me dice la gente; con mi pintura, no. Si estuviera satisfecho con lo que hago, me engañaría. Yo pienso que un pintor, cualquier artista, nunca consigue lo que quiere. Siempre es una lucha continua. Lo que se hace debe servir para superarse e intentar conseguir la mayor calidad posible. No se llega nunca a una satisfacción.
- ¿Qué es lo mejor que han dicho de su obra?
- Que soy el pintor de los azules. Es, al menos, lo que más me ha llamado la atención. Lo que más me agrada es oir los comentarios generalizados de que mi pintura transmite tranquilidad; que se está a gusto viendo mis cuadros. También se han dicho cosas menos agradables, pero la verdad es que no les he dado mucha importancia.
- ¿El paso del tiempo ha llevado mejora a su obra?
- Creo que he mejorado en el color. Ahora soy más colorista y más atrevido para las composiciones. Voy buscando composiciones más complicadas o más sencillas, depende del tema a tratar, a las que antes no era capaz de enfrentarme. O sea, que en mi pintura he mejorado bastante, pero sin llegar a esa perfección que nunca se alcanza. Lo más importante es el mensaje o la mirada que encierra un cuadro y esa necesidad que se siente de pintar un paisaje o un bodegón.
- ¿No piensa que su obra también es muy comercial?
- Como está dentro de la línea figurativa, naturalista, impresionista, sí se tiende a que sea comercial; pero yo no voy buscando eso. Yo busco la sinceridad entre lo que hago y lo que siento como artista. No pinto así porque se venda mejor. Sucede que, sin más remedio, el tipo de pintura que hago llega a más gente.
- ¿Y no se siente fuera de la corriente actual, tan poco propensa a lo que usted hace?
- Y entiendo que nos planteemos esa cuestión, aunque también debemos aceptar que los auditorios se llenan para seguir escuchando a los grandes compositores. Algo parecido pasa con la pintura figurativa. Necesitamos beber de esas fuentes, irrenunciables, dentro del mundo de la poesía, de la música, de la literatura, de la pintura... Hay fuentes que nunca van a dejar de atraernos y de influirnos. Me parece bien que surjan tendencias nuevas, pero no entiendo por qué tenemos que enterrar todo el pasado. Ya se ha dicho que no habría un presente, si antes no se hubiera vivido un pasado.
- ¿Se ha dejado influir por alguien?
- Por lo que uno aprende. Las primeras lecciones de pintura me las dio un profesor de EGB, hace ya casi treinta años. Luego he ido pintando del natural, gracias a los consejos del maestro Pedro Serna, que también fue el primero que vio mi obra y me dijo que lo mejor que podía hacer sería pintar del natural, Seguí su consejo, y hasta la fecha.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios


Noticias de la Región de Murcia

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS