Codo con codo, civiles y militares

Tres mil personas arroparon la jura de bandera de 250 paracaidistas y 300 vecinos Hubo saltos en paracaídas en el patio de armas del Cuartel de Artillería y un desfile militar

M. J. MONTESINOS
MILITAR. Los soldados paracaidistas cumplen con el protocolo. / N. GARCÍA/AGM/
MILITAR. Los soldados paracaidistas cumplen con el protocolo. / N. GARCÍA/AGM

El Cuartel de Artillería acogió ayer, tras más de dos décadas sin uso militar, un solemne acto castrense, a la vez que novedoso en la ciudad de Murcia, al tratarse del primer juramento civil, en el que en torno a 300 vecinos de Murcia -que así lo habían solicitado por escrito- prestaron su juramento a la bandera de España coincidiendo con la jura de 240 nuevos paracaidistas. Más de una veintena eran mujeres y había paracaidistas de varios países sudamericanos, como Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela. Pese a la alerta naranja por posibles lluvias, el día amaneció soleado para enmarcar con más brillo un acto al que asistieron en torno a 3.000 personas, entre familiares y amigos de los soldados y civiles que prestaron juramento. Con puntualidad castrense, el acto se inició a las 11, con la entrada del Guión de la Unidad Paracaidista al son de la marcha militar y la incorporación de las banderas de la Academia de Infantería y de la Brigada Paracaidista mientras sonaba el himno nacional. Tras la llegada de la autoridad militar, el general director de la Academia de Infantería y Comandante Militar de Toledo, Adolfo Orozco López, pasó revista a las fuerzas participantes. Junto al general Orozco compartieron tribuna el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara -que fue el primero de los civiles en renovar su juramento- y el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar. Jura de concejales Además del primer edil juraron o renovaron su juramento varios ediles de la corporación municipal, entre ellos Joaquín Moya-Angeler, Fernando Berberena, Antonio Castillo y Cristóbal Herrero, así como las concejalas María Isabel Valcárcel -a quien acompañaban su hija y una sobrina, que también juraron bandera-, Pilar Megía, Maruja Pelegrín, Nuria Fuentes y Fátima Barnuevo. Asimismo juraron bandera los ediles socialistas Alfonso Navarro y José Zapata, que acudieron acompañados de Marcos Ros, José Manuel Abellán y María Dolores Abellón. La Abanderada de Moros y Cristianos, Caridad Rodríguez, juró bandera, acto que calificó de «muy emocionante». Entre las autoridades, se hallaban las Reinas de la Huerta y el presidente de la Federación de Peñas Huertanas, que ya juraron la bandera en un acto celebrado la semana pasada en la la Academia de San Javier. El general director de la Academia de Infantería, Adolfo Orozco, dirigió unas palabras a los asistentes para asegurar que «hoy es un gran día de fiesta que les hace, y nos hace, sentirnos orgullosos de ser españoles». También se dirigió a los soldados, a quienes recordó, con motivo del juramento de civiles, que «no olvidéis nunca a estos ciudadanos que están con nosotros codo con codo». Dos tandas de saltos en paracaídas sobre el patio de armas del Cuartel de Artillería y una parada militar en la calle Cartagena pusieron colofón al acto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos