Un militar mata de un disparo a una joven y deja malherida a otra

La Policía Nacional buscaba anoche a Rodrigo C., cabo primero de la brigada paracaidista de la base, que mantenía una relación sentimental con la víctima

ALICIA NEGRE
CADÁVER. El cuerpo sin vida de Elisabeth era trasladado anoche al instituto de medicina legal de Murcia. / RAFA FRANCÉS/ AGM/
CADÁVER. El cuerpo sin vida de Elisabeth era trasladado anoche al instituto de medicina legal de Murcia. / RAFA FRANCÉS/ AGM

La Policía Nacional buscaba anoche al hombre que acabó con la vida de Elisabeth, una joven brasileña de 23 años, en una vivienda de Alcantarilla de un único tiro en la cabeza. Este varón disparó también a una amiga de ésta, Vanesa, de 26 años y de la misma nacionalidad, a la que dejó malherida. Fuentes cercanas a la investigación, aseguraron ayer a este diario que las sospechas recaen sobre Rodrigo C., cabo primero de la brigada paracaidista de la base de Alcantarilla. Al parecer, el militar podría haber utilizado su arma reglamentaria para acabar con la vida de esta joven, con la que mantenía una relación sentimental desde hacía varios meses.

Las alarmas se dispararon en torno a las 20.20 horas de ayer cuando una llamada alertaba al Centro de Coordinación de Emergencias de que había una persona herida por arma de fuego en el número 3 de la calle Juan Romero Castillejo de Alcantarilla. Al parecer, el hombre pudo disparar, con su arma reglamentaria, a la que era su pareja y a la amiga de ésta en el entresuelo de este edificio, pese a que él residía en el tercer piso. En ambos casos, el agresor disparó a la cabeza. Un tiro que en el caso de Elisabeth fue mortal. Su compañera, Vanesa, fue trasladada malherida al hospital Virgen de la Arrixaca. En uno de sus bolsillos los agentes encontraron una gran cantidad de billetes.

Pronto se acercaron hasta la zona decenas de vecinos que siguieron de cerca las tareas de la Policía Nacional y el posterior levantamiento del cadáver. El cuerpo sin vida de Elisabeth fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Murcia donde hoy se le practicará la autopsia.

«Yo solía verlo subir con chicas, pero siempre extranjeras», comentaba ayer una de sus vecinas, María José Párraga;«aún así, él era muy tranquilo y yo nunca había oído peleas». El relato de esta mujer no fue compartido, sin embargo, por otro grupo de vecinos de la zona que quisieron destacar su carácter agresivo y prepotente. «Él tenía amenazados a varios vecinos y limpiaba su arma en el balcón», comentaba una vecina, «yo le había visto con esa chica y siempre la trataba mal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos