Sanidad asegura que la gripe de este otoño no será especialmente dura

Las vacunas incluirán las nuevas cepas del virus

MIGUEL MARGINEDA
CAMPAÑA. Una médico pasa consulta junto a un cartel de la campaña de vacunación. / V. VICENS / AGM/
CAMPAÑA. Una médico pasa consulta junto a un cartel de la campaña de vacunación. / V. VICENS / AGM

Responsables de la Consejería de Sanidad restaron ayer importancia, en declaraciones a La Verdad, a la alarma creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en torno a la virulencia de las nuevas cepas del virus de la gripe, que comenzarán a llegar a Europa en los próximos meses. Además, aseguraron que la campaña de vacunación -que se presentará en octubre- incluye las nuevas cepas descubiertas.

«La próxima temporada será especial, en el sentido de que entre las tres nuevas cepas de la vacuna se encuentra una que ha demostrado ser muy virulenta en Australia», explicó hace días el jefe del Centro Nacional de Gripe en Lyon (Francia), el profesor Bruno Lina. «Esto refuerza la importancia de cumplir con las recomendaciones de la autoridades sanitarias de vacunación anual contra la gripe», apuntó.

Por su parte, el director general de Salud Pública de la Comunidad Autónoma, Francisco García Ruiz, consideró que los virus mutan periódicamente y que «siempre que hay uno nuevo, se teme que pueda ser más virulento». Pese a las alarmas respaldadas por la OMS, García quiso enviar un mensaje de tranquilidad y aseguró que «esto es lo de todos los años, estamos pendientes del tema y preparados para incluir todas las cepas en la vacuna».

Otras fuentes de Sanidad confirman que el Departamento de Prevención de Enfermedades lleva trabajando en la campaña de este año «desde que terminó la del año pasado», realizando un seguimiento de todas las cepas que surjan y comandados por una eminencia en la materia, José Antonio Navarro.

La gripe es una infección causada por el virus influenza, que produce una inflamación aguda en la mucosa de la nariz y de las vías respiratorias de la persona infectada. La gripe se produce, sobre todo, a finales de otoño y principios de invierno.

Los síntomas característicos de la enfermedad gripal, que aparecen a las 48 horas de contraer la infección son escalofríos, fiebre, dolor de cabeza y de garganta, malestar general, dolor de huesos, debilidad y cansancio.

En ocasiones se puede confundir con un catarro, sin embargo, en estos casos, la sensación de malestar es mínima, mientras que prevalecen otros síntomas que apenas tienen incidencia en la gripe como los estornudos, la tos y la congestión nasal.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria recomienda que la vacunación contra la gripe se lleve a cabo, de manera preventiva, entre el mes de octubre y las dos primeras semanas de noviembre.

Los interesados en vacunarse deben informarse en su centro de salud y pedir cita para evitar colas innecesarias. Los expertos aconsejan inmunizarse contra el virus influenza a los mayores de 60 años, a quienes padecen alguna patología crónica y al personal sanitario y de servicios esenciales, como policías y bomberos.