«Me gusta hacer poemas a lo cotidiano porque es otra forma de ver las cosas»

«A veces la inspiración me surge de madrugada; me despierto y aprovecho esas horas de silencio. También suelo escribir durante los viajes en tren»

POR:
POETA Y TRADUCTORA. Carmen de Castillo. / RAFA FRANCÉS/AGM/
POETA Y TRADUCTORA. Carmen de Castillo. / RAFA FRANCÉS/AGM

Carmen de Castillo-Elejabeytia es oriunda de Cartagena. Contaba diez años cuando su familia se trasladó a Murcia, donde cursó diversos estudios. Después se marchó a Alemania, licenciándose en la Universidad de Bonn en Historia del Arte y Románicas. También hizo Teología. Ha ejercido como docente en la Universidad Popular Unkel, de Bonn, y ha trabajado como traductora. Tiene cuatro hijos y diez nietos. En el año 2004 fue galardonada con el premio internacional de poesía y literatura Antonio Machado, de la ciudad francesa de Collioure, por su poemario Raíces, libro que ilustró con sus propias fotografías. Además de su labor literaria y docente, Carmen tiene por hobby la fotografía, a la que dedica también gran parte de su vida creativa, realizando diversas exposiciones de éxito.Vuelve a Murcia con frecuencia, pues tiene casa en el Puerto de Mazarrón.

- ¿Está preparando algún libro ?

- Acabo de publicar un poemario titulado Banalidades, que será presentado a mediados de octubre en la Galería Romea de Murcia. En realidad el libro está ya a la venta . Concretamente se puede comprar en Diego Marín o en la librería del Museo Arqueológico. Me hubiera gustado presentar el libro antes de distribuirlo, pero por motivos personales, he tenido que dejarlo para octubre. Aparte tengo otros tres libros pendientes de publicar. Uno de narrativa y dos de poesía.

- ¿No es dificil conciliar la vida laboral y de ama de casa con la de escritora o fotógrafa?

- La creación y siempre se impone sobre las demás cosas. Cuando necesito escribir, aprovecho cualquier rato del día o de la noche. A veces la inspiración surge de madrugada. Me despierto y aprovecho esas horas de silencio. También suelo escribir en los viajes. Me gusta mucho el tren, porque en él me resulta facil concentrarme y dejarme guiar por las sensaciones que me llegan.

-¿Cómo alterna la fotografía con la actividad literaria?

-La fotografía es otro mundo muy personal. Veo las cosas desde mi punto de vista y las captoo. No llevo siempre la cámara encima. Son momentos que me asaltan y entonces cojo la cámara y descubro cosas. Principalmente lo hago después de una tormenta, de una gran nevada, o cuando paseo por el Rhin o por Mazarrón. Cuando voy de viaje llevo una cámara digital. La artística, la analógica solo la utilizo cuando siento la necesidad de hacer fotos. Ahora estoy fotografiando edificios industriales antiguos de Alemania. Ese diseño industrial obsoleto, me fascina y en la actualidad está siendo puesto en valor por muchas empresas.

- ¿Es dificil escribir poesía?

- Par mi no. Son momentos, brotes, que aparecen de repente. Situaciones de la vida que necesitas plasmar. Hay fases en mi vida que escribo sin parar, luego tengo otras de parón total.

-¿Por qué ha titulado como 'Banalidades' su último libro?

- Diría yo que es un título acertado para un libro de poesía muy pura, sencilla y profunda. Trato temas cotidianos, hago poemas a una puerta, al teléfono, a la funda nórdica. En mi poema titulado Carta digo: «La palabra es pluma, y vuela hacia ti». En otros analizo los silencios, o las parejas muy desiguales en edad diciendo: Treinta años de difrencia/el momento sabe a primavera/la cama huele a romero/ por la ventana un rayo de sol convierte cuerpos en relámpago. Treinta años y la carne madura se hace fresca.

-¿Las fotografías artísticas son un buen negocio?

-No. Es una afición cara. Para exponerlas tengo que ampliarlas y enmarcarlas. Eso ya supone un gasto importante, que pocas veces se recupera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos