El Sangonera se corona en Toledo (1-2)

El equipo de Paco Pliego tuvo que remontar el gol inicial del Toledo, marcado de penalti, con los tantos de Alex Díaz y Juan Carlos

JOSÉ PÉREZ|
MISIÓN CUMPLIDA. Los jugadores del Sangonera Atlético expresan su             alegría por el ascenso en el campo del Toledo. / H. FRAILE / ABC TOLEDO/
MISIÓN CUMPLIDA. Los jugadores del Sangonera Atlético expresan su alegría por el ascenso en el campo del Toledo. / H. FRAILE / ABC TOLEDO

El Sangonera Atlético hizo historia en la tarde de aye, tras vencer por 1-2 en el Salto del Caballo al poderoso Toledo, conjunto que a priori, era favorito para el ascenso a segunda b, un ascenso que en la cuarta ocasión que lo intentaba, los sangoneranos lo lograron con una autentica machada.

El encuentro fue toda una final, con emoción, goles, ocasiones por ambos conjuntos, todo un partido digno de otra categoría, que por contra deja a los manchegos una temporada más en Tercera.

Paco Pliego dio todo un ejemplo de cómo afrontar tácticamente tan importante cita a base de formar un once inicial que saltó al césped con la intención en todo momento de marcar.

El primer tiempo comenzó de forma trepidante, con un Sangonera completamente volcado sobre el área visitante. Cuando tan sólo se llevaba un minuto Juan Carlos ejecutaba un libre directo que detenía Oliver. Los de Paco Pliego dominaban el cuero, pero no terminaba de definir. En el 18 Yeray lanzaba desde fuera del área y Goyo se lucía. Era el primer acercamiento necesario si querían cambiar de categoría.

Por su parte el Toledo, se mostraba seguro en su parcela defensiva, viendo las cosas venir y con un sistema empleado por Aguiar para no encajar ningún gol.

Pero el panorama cambió en el 31 tras un mal despeje de Alex Diez dentro del área. El penalti fue claro y Elías se encargó de poner el 1-0 en el electrónico.

Por unos minutos los murcianos parecieron descolocados y sin rumbo, como si hubieran quedado noqueados. Fue un espejismo ya que se sobrepusieron al varapalo volviendo a llevar la manija del juego.

En el minuto 40 una falta en el vértice derecho del área toledana era lanzada por Iván López al segundo palo y entre una nube de jugadores, Alex Siez, el capitán, marcaba de cabeza un golazo, igualando el partido y la eliminatoria. Con ese 1-1 se fueron al túnel de vestuarios.

El segundo tiempo no pudo comenzar mejor para el Sangonera. Cuando sólo se habían jugado dos minutos, una falta sacada por Iván López, desde la línea del centro del campo, era ramatada por Juan Carlos desde la frontal con un cabezazo imposible para Oliver, que vio como tras dar en el poste entraba al fondo de las mallas, poniendo por delante en la eliminatoria a los ayer rojinegros.

Todo un jarro de agua fría en las aspiraciones de los locales, que tenían la fiesta preparada con antelación, y como suele ser habitual cuando algo se prepara con tiempo, al final se tuerce y no se consigue el objetivo.

Los sangoneranos se plantaron seriamente sobre el tapete, no dejando apenas hueco y cediéndole el cuero a los de Carlos Aguiar, que apretaban pero sin escaso bagaje ante la meta de Goyo, aunque en el 64 pudieron sentenciar los murcianos en una contra que al final despejó la defensa. Poco antes el técnico local sacó toda su artillería con la entrada de Pepe Domingo y Cuqui, contrarrestando los visitantes con la entrada del hábil y rápido Pedro Barrancos.

Los minutos pesaban como una losa y el tiempo parecía detenido. En el 71 un mal despeje de Carlos Abela casi lo introduce en su meta y acto seguido Pedro Barrancos casi sentencia, pero su chut se marcho fuera por muy poco.

Los minutos finales fueron de infarto. El Toledo necesitaba dos goles más para ascender, el Sangonera se defendía con orden y acierto, trabajando como auténticos jabatos las acometidas rivales, para que tras seis minutos de añadido, el colegiado Piña García pitara el final, produciéndose el júbilo entre los 300 aficionados que se desplazaron a animar a su equipo, saltando al terreno de juego para abrazarse a sus ídolos, al igual que los aficionados toledanos que hicieron lo mismo para despedir a sus jugadores.

Tras la finalización del partido los jugadores se fueron a celebrarlo al Hotel Beatriz de Toledo, donde habían estado concentrados. Esta noche la fiesta será en Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos