Murcia es la región española donde más crece el paro inmigrante

COLPISA

El Gobierno español está preocupado por los 240.111 trabajadores inmigrantes que habían perdido su empleo a 31 de marzo de este año, 77.676 más que en el mismo periodo del 2007. El propio presidente José Luís Rodríguez Zapatero ha anunciado medidas especiales, como la capitalización (cobro en una sola vez) de la prestación de desempleo, para que aquellos que lo deseen regresen a su país y salgan adelante. El incremento medio relativo ha sido del 48%, con repercusión en todas las comunidades, pero en siete de ellas la subida se disparó y ha sobrepasado el 50%.

La evolución del mercado laboral extranjero figura en un informe del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), antiguo INEM. Fuentes del Ministerio de Trabajo insistieron en que «no se trata de ninguna donación», sino de «un derecho», porque «los inmigrantes que figuran en el estudio han cotizado mientras desarrollaban su actividad profesional y, por lo tanto, acceden al cobro de la prestación».

Por comunidades

En el ámbito territorial, los peores resultados, con aumentos porcentuales del 82,14% y del 73,03%, se produjeron en Murcia y Castilla-La Mancha, autonomías que contabilizaron 4.329 y 4.408 parados inmigrantes más. En el otro extremo de la lista se situaron las ciudades de Ceuta y Melilla, con subidas del 6,73% y del 7% y, a bastante distancia, las comunidades de Asturias y Extremadura, que registraron el mismo porcentaje del 16,70%.

El aumento del paro entre los inmigrantes se decanta por los hombres, con un crecimiento del 74% (59.425), frente al 22,24% (18.251) que subió el desempleo femenino. Esto obedece a la situación de la construcción, donde predomina la mano de obra masculina, y en la que el paro extranjero creció un 108% (30.569). En términos absolutos fue mayor el incremento de los servicios, con 32.410 parados más, pero al tratarse de un mayor volumen de trabajadores la subida porcentual se quedó en el 34%.