Los ingresos municipales por nuevas casas caerán un 30% por la crisis en la construcción

Barreiro advierte de que no hay prisa por aprobar el nuevo Plan General porque aún queda suelo para edificar

A. L.
Pilar Barreiro. / LV/
Pilar Barreiro. / LV

La crisis, parón o recesión económica no sólo se deja notar en las familias cartageneras, sino también en los presupuestos municipales. El Ayuntamiento verá reducido entre un 20 y un 30% sus ingresos durante este año debido al descendo en las licencias de obra, causa de la crisis en la que ya esta inmerso el sector de la construcción.

Estas fueron las palabras de la alcaldesa, Pilar Barreiro, ayer durante una comparecencia en el Ayuntamiento, donde anunció que ha transmitido a su equipo de gobierno que no se llevarán a cabo proyectos nuevos mientras dure este periodo de incertidumbre económica y que la prioridad ahora es acabar aquellos que ya están en marcha que «crean riqueza y empleo», matizó.

Barreiro explicó que las licencias de obra mayor han descendido un 30% y las de menor un 47%. Esa situación «ha supuesto para las arcas municipales una reducción en su ingresos muy considerable». Por ello, explicó: «Se priorizarán proyectos que ya tenemos en marcha, otros no. Ahora tenemos que adaptar nuestra política a la situación económica».

Durante su intervención, Barreiro se refirió también al Plan General de Ordenación Urbana del que dijo que no hay prisa por aprobarlo, ya que en el actual todavía hay terrenos disponibles para construir hasta 20.000 viviendas. No obstante, aseguró que pronto saldrá adelante el documento que debe regular el urbanismo en el municipio durante dos décadas.

Por último, Barreiro pidió al futuro Gobierno central que AENA se una al proyecto del nuevo aeropuerto regional y los 50 millones de euros que invertirá en el de San Javier los utilice para hacer el desdoblamiento del enlace de la carretera de La Manga.