El alcalde de la Transición A García-Pagán se le recuerda con un parque en la barriada San Ginés

MUY CONCURRIDO. Interior de los jardines de la barriada San Ginés. / PABLO SÁNCHEZ / AGM/
MUY CONCURRIDO. Interior de los jardines de la barriada San Ginés. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

La Transición le tocó vivirla como alcalde a Bernardo García-Pagán Hernández. Había sucedido a Manuel Antonio García Candela el 27 de junio de 1977 y estuvo al frente del Ayuntamiento cartagenero hasta el 16 de abril de 1979 pasando a ocupar el cargo tres días después Enrique Escudero de Castro, el primer alcalde socialista en la Corporación municipal. García-Pagán, según los mismo políticos, era un hombre bueno, conciliador, laborioso y sencillo, y, si hubiera sido posible, no hubieran visto con malos ojos que siguiera como alcalde. Pero las leyes son las leyes. Y Bernardo se reintegró de lleno a su faceta de hombre del comercio.

Bernardo García-Pagán Hernández nació en el cartagenerísimo barrio de San Antonio Abad el 20 de agosto de 1918, hijo de Antonio García Pagán, de Las Palas, y de Ana María Hernández Navarro, de Tallante, que tuvieron, además de Bernardo, otros dos hijos: Magdalena, que fue esposa de Enrique Escarabajal, y Cristóbal, ingeniero, que vive en Madrid.

El 26 de octubre de 1946 contrajo matrimonio con Ana Zamora Ros, en la iglesia de la Caridad, y de su unión nacieron dos hijos: Antonio, economista, padre de dos hijas llamadas Sandra, licenciada en Traducciones e Interpretaciones; y Mónica, ingeniera industrial casada con Gonzalo Rodríguez Bustelo, padres de dos hijos llamados Jaime y Carla; y Ana María García-Pagán Zamora, abogada, casada con el farmacéutico Juan Bautista Sánchez Carrascosa, natural de Fuente Álamo, padres de dos hijos, Anuca, casada con el economista Carlos Bordonado, farmacéutica y madre de tres hijos, Carlos, Álvaro y Ana; y Álvaro, soltero, también farmacéutico, que vive en Inglaterra.

Bernardo García-Pagán hizo sus estudios en el Colegio de los Hermanos Maristas dedicándose posteriormente al comercio, con unos almacenes que su padre tenía en la calle Real de San Antón, para pasar, después del año 1939 a Cartagena, a la calle del Carmen esquina con la de San Roque, destacando por su organización en el ámbito mercantil, basado ello en su enorme fuerza de voluntad, su constancia y una inteligencia grande, dirigiendo una cadena alimenticia.

NACIDO PARA TRABAJAR

Otros altos cargos de la ciudad

No era hombre, como escribió Juan Mediano, «que deje pasar las horas en largas tertulias de casino, ni en bizantinas discusiones sobre cualquier tema baladí. Bernardo García Pagán es un hombre que nació para trabajar firme y duro, y no ha hecho otra cosa en su vida». Fue presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación y hermano mayor del Santo y Real Hospital de Caridad. Como alcalde desarrolló su labor en momentos políticamente difíciles, cuando terminaba la dictadura de Franco, pasándose en España a una democracia moderna, con la correspondiente rotación de partidos políticos. Bernardo -como señalaba Mediano- no rehuyó sus responsabilidades y se mantuvo dignamente en su puesto hasta que unas elecciones decidieron quien debía sustituirle. De su paso por la Alcaldía dejó honda huella. Porque García-Pagán fue un hombre de negocios, activo, íntegro, serio, conocedor del terreno en el que se desenvolvía y creador de un sistema de comercio.

Es curiosa la anécdota vivida en el despacho de la alcaldía. Cuando el PSOE salió de la ilegalidad le pidieron entrevista, a la que accedió. Y al sentarse en su mesa, lo primero que dijo fue: «Antes de empezar he de decirles que ese que está enfrente mía es mi hijo Antonio». Antonio García-Pagán fue después consejero de la Comunidad Autónoma, diputado en Cortes y Eurodiputado.

Cuentan que, terminado su mandato, unos días antes del Viernes de Dolores, solicitó y obtuvo el privilegio de representar a la ciudad en la ofrenda de la Corporación municipal a la patrona de Cartagena. Bernardo ofreció por última vez y desbordado de emoción la Onza de Oro a la Virgen de la Caridad. También donó su bastón de mando a la Virgen de la Soledad del Consuelo de la Cofradía del Cristo del Socorro.

ESPÍRITU CONCILIADOR

Hombre de fuerte voluntad

Reincorporado a su vida profesional siguió haciendo gala de su fuerte voluntad, con la que superaba dificultades al expresarse y haciendo siempre gala de una de sus virtudes, como era la de su espíritu conciliador, que era básico para solucionar los problemas, lo cual puso también de manifiesto durante su vida política. Falleció el 5 de agosto de 1994, después de soportar con gran entereza cuatro años de dura enfermedad.

El Ayuntamiento cartagenero, para honrar su memoria, le dedicó un parque al que dio su nombre en la barriada de San Ginés, entre las calles Jacinto Benavente, Grecia y Avenida del Pintor Portela. De Bernardo García-Pagán Hernández, un buen alcalde para la Transición, guardan los cartageneros un grato recuerdo. Era un hombre de bien.

El Parque Alcalde García Pagán cuenta con un espacio libre de 5.925,86 metros cuadrados. En él existe una placa en el monolito la cual expresa: «Este Parque ha sido construido por iniciativa de la AA V., durante el mandato del Alcalde D. Bernardo García Pagán. Abril-1979». Existe una placa en la fuente que dice: «Se inaugura la fuente por Dª Ana de García Pagán. 1981». También existe un monolito a Pedro Guerrero Sánchez (Perico), en memoria del jefe del Grupo Scout (1982-2004). En septiembre de 2004 se inauguró la ampliación por la alcaldesa Pilar Barreiro. Consta de una zona deportiva. pista polideportiva y juegos de petanca. Hay una zona de oficinas que alberga: Centro juvenil Abierto. Grupo Scout. Aula Informática de Libre acceso. Todos estos centros están coordinados por la Concejalía de Juventud, Empleo y Nuevas Tecnologías.

Existe una zona verde que se encuentra bien mantenida, de estancia y reposo, así como de juegos infantiles con bancos, papeleras y fuente en funcionamiento que alberga también el Centro Popular San Ginés. El Rinconcico, Local vecinal, cantina-bar y terraza cubierta. Asimismo existe arbolado de gran porte, como palmeras, ficus, coníferas, platanus, brachichitos, con parterres elevados junto a fuente con arbusto tipo rosales.

Fotos

Vídeos