La torre proyectada en Las Salinas tendrá 300 metros de altura y un centro de congresos

Incluye dos hoteles, de tres y cinco estrellas, a partir de la planta 45 Un restaurante, desde el que se verá la costa, coronará el edificio

P. ESPADAS G. HERMIDA
FARO. El rascacielos forma parte de un proyecto mayor, un parque comercial y de servicios de 125.000 metros cuadrados. / LA VERDAD/
FARO. El rascacielos forma parte de un proyecto mayor, un parque comercial y de servicios de 125.000 metros cuadrados. / LA VERDAD

Alhama contará con el edificio más alto de la Región, si finalmente el proyecto Torre Nanda sale adelante. El edificio, de 70 plantas y 300 metros de altura, dobla a la Torre Masa, que se quiere levantar en las inmediaciones del centro comercial Thader y que por el momento es el más alto de los proyectados en la Región. La estructura de Torre Nanda superará, como dato curioso, en 110 metros de altura a la Catedral.

Sus promotores, el grupo murciano Tressa -que cuenta con delegaciones en Córdoba, Cartagena y la propia capital- ya han redactado el Plan Parcial y los proyectos de urbanización y reparcelación, que fuentes de la firma creen que podrían estar aprobados -y por tanto, comenzar las obras- a comienzos del próximo año.

El edificio que marcará el techo de la Región recuerda en su forma a una piña, con una estructura exterior poliédrica. Sus 70 plantas proporcionarán unos 30.000 metros cuadrados de superficie.

Tres usos distintos

El proyecto arquitectónico ha sido elaborado por el estudio Paco Sola, con 18 años de experiencia, y que en la actualidad desarrolla varios edificios de oficina y hoteleros, uno de ellos en Berlín.

Según la información aportada por Tressa, Torre Nanda será un gran centro de congresos, complementado con dos hoteles y varias plantas para oficinas. Desde la planta baja, un amplio vestíbulo distribuirá a los visitantes al primer tramo de la torre, que será ocupado por las oficinas. La entrada a los hoteles se realizará por un acceso independiente, que llevará a los huéspedes hasta un vestíbulo común, situado ya en la planta 45.

El primero de los hoteles, de tres estrellas, ocupará este tramo medio, mientras que el más alto acogerá un hotel de cinco estrellas. En la cima, a 300 metros de altura, se instalará un restaurante panorámico y una bóveda de observación, desde los que se verá todo el valle del Guadalentín, y en los días despejados, incluso la costa de Mazarrón.

Pero Torre Nanda es sólo el buque insignia de un proyecto -si cabe- mayor, denominado Alhama Parque, y que ocupará 125.000 metros cuadrados, prácticamente el 20% de la proyectada ampliación del polígono Las Salinas.

Alrededor de la torre crecerá un enorme parque comercial para medianas superficies, que contará con un enlace propio a las autovías que se cruzan en Alhama -la del Mediterráneo y la del Campo de Cartagena- y la ventaja de estar situado en el centro del estratégico triángulo formado por Murcia, Cartagena y Lorca.

El parque está proyectado para medianas superficies, que contaría con 2.600 plazas de aparcamiento, 2.000 de ellas subterráneas. La zona recogería un amplio mercado, ya que incluiría los desarrollos urbanísticos locales -como Condado de Alhama- y un amplio flujo procedente tanto de la capital como de toda la costa meridional, de Mazarrón a Águilas.