Atracan en media hora un supermercado de San Pedro y un bar de Torre Pacheco

Sospechan de una banda de la Europa del Este que ha cometido una oleada de asaltos Alerta policial en la comarca para detener a un violento grupo de encapuchados

J. A. GONZÁLEZ A. SALAS
TORRE PACHECO. Dos empleadas del bar Latino, con el dueño, José Zapata. / J. M. RODRÍGUEZ/
TORRE PACHECO. Dos empleadas del bar Latino, con el dueño, José Zapata. / J. M. RODRÍGUEZ

Una banda de atracadores que actúan encapuchados, con pistolas y machetes y siempre a la caza de la recaudación del día en bares y comercios ha vuelto a esparcir la inquietud entre los vecinos y la alerta entre las fuerzas policiales del Campo de Cartagena y la ribera del Mar Menor.

Después de que el pasado 27 de enero un grupo de asaltantes perpetró dos robos con violencia en un bar de Los Alcázares y otro de La Unión y se llevó un botín de 2.000 euros, el lunes una banda de similares características físicas y modus operandi irrumpió en cuestión de media hora en un supermercado de San Pedro del Pinatar y un bar de Torre Pacheco. Amenazaron a dueños, empleados y clientes, se llevaron dos cajas registradoras con un total de unos 1.400 euros y se dieron a la fuga en un Wolkswagen oscuro.

El primer robo, que testigos y fuentes policiales atribuyen a ciudadanos de Europa del Este (aunque en la comarca está actuando una banda de magrebíes encapuchados) fue hacia las nueve de la noche en el supermercado El Árbol de San Pedro del Pinatar.

Del Este y magrebíes

A la señora a la que arrancaron el bolso de las manos aún no se le había pasado ayer el susto. En un comercio situado en la orilla de la carretera Nacional 332, casi en la frontera con Alicante, apenas quedaban clientes. Tres hombres encapuchados, que una cajera describió como altos y de piel morena, entraron con violencia y les apuntaron con pistolas.

Fueron directos a por una caja registradora y la arrancaron. «No había sido un día de grandes ventas y sólo tenía 1.200 euros. Pero se ve que nos tenían vigilados, porque fueron a la que más dinero tenía», contó la encargada, Ana Ros. En el asalto, tiraron a un hombre al suelo.

La Guardia Civil encontró ayer los restos de la caja registradora en Torre Pacheco. Justo a este municipio, en concreto a la pedanía de Los Olmos (a unos diez minutos de distancia en coche), se trasladaron a toda velocidad los asaltante, que lograron burlar los controles policiales en la autovía y carreteras secundarias montados por la Guardia Civil.

«Entraron cuatro hombres encapuchados. Eran altos, fuertes y con ropa oscura. Parecían gente del Este. Dos llevaban pistolas y uno un machete de unos 50 centímetros de filo. Tiraron al suelo un expositor de frutos secos, gritaron: '¿Tranquilos!' y nos apuntaron con las pistolas. El que iba sin armas se fue a por la caja registradora y salieron cortando en un Wolkswagen negro lleno de barro donde otro les estaba esperando en la puerta», relató ayer el dueño del bar, José Zapata. En el bar había una decena de españoles, ecuatorianos y marroquíes.

Viveros, naves y chalés

La Guardia Civil investiga si las pistolas eran simuladas, pero el propietario del bar se felicita de que nadie intentara pararle los pies a los atracadores. Una testigo de un robo anterior en un vivero de San Javier, en el polígono industrial, dijo que los asaltantes dispararon un tiro al aire. Robaron el importe de las nóminas.

Mientras, los vecinos de El Mirador piden más seguridad para evitar robos en chalés y empresas y en San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco y otros pueblos de la zona las policías locales han reforzado la vigilancia en las horas de cierre de los comercios.