La trama acumuló un patrimonio valorado en 80 millones de euros

Terrenos, chalés y coches de lujo, entre los bienes amasados por la red

RICARDO FERNÁNDEZ
REGISTRO. Policías frente al chalé de Mariano Ayuso. / GUILLERMO CARRION/AGM/
REGISTRO. Policías frente al chalé de Mariano Ayuso. / GUILLERMO CARRION/AGM

Quizás la cifra de ochenta millones de euros pueda sonar muy elevada. Pero sólo traduciéndola a pesetas, moneda en la que la inmensa mayoría de los españoles siguen pensando al echar cuentas, es posible conocer la magnitud exacta de los bienes amasados, en apenas un lustro, por la supuesta trama delictiva desmantelada en Los Alcázares: más de 13.300 millones de pesetas.

Las investigaciones realizadas por la Brigada de Blanqueo de Capitales (BBC) de la UDEV Central, con sede en Madrid, cifran en torno a esa cantidad el valor real de las propiedades descubiertas por estos agentes en manos de los principales implicados. En concreto, los especialistas de la Policía Nacional concluyen que el «valor catastral» de estos bienes ronda los quince millones de euros (2.500 millones de pesetas), y estiman que para calcular el valor de mercado se debe multiplicar esa cantidad por cinco o por seis.

En sus gestiones, los expertos en seguir el rastro del dinero sucio han contado «con la colaboración inestimable» de técnicos de la Agencia Estatal para la Administración Tributaria (AEAT) de Murcia, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, que habrían realizado una gran labor a la hora de sacar a la luz las propiedades y el dinero que los supuestos integrantes de la trama delictiva habían tratado de esconder bajo una maraña de sociedades e, incluso, en cuentas bancarias situadas en paraísos fiscales.

El grueso de los bienes amasados por la trama lo componen parcelas de gran valor, la mayoría situadas en término de Los Alcázares, que los presuntos implicados habrían recibido de empresarios de la comarca -como supuestos pagos por la adjudicación de obra pública o por recalificaciones de terrenos-, y que eran puestos a nombre de sociedades instrumentales, y también solares públicos que fueron asignados por vía directa a mercantiles administradas por la supuesta testaferro Inmaculada Camacho Escudero.

Varios de los sospechosos, como Diego Sánchez o Mariano Ayuso, poseen grandes chalés y, en este último caso, también vehículos de lujo como un Mercedes deportivo, una moto Harley-Davidson y un todoterreno Cadillac. Sólo Escudero aparentaba llevar una vida modesta. Otra cosa es que sus bienes reales fueran menores. Pero no parece así el asunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos