Una red de cuentos

La asociación Canal Literatura publica una selección de los mejores textos del IV Certamen de Narrativa Breve

G.D.

«Todo el mundo recuerda su primer viaje en tren...», así comienza El secreto del jefe indio, primer premio del IV Certamen de Narrativa Breve de la asociación Canal Literatura. Ese cuento, junto a los de otros 16 autores han visto ahora la luz en Relat@s en el Canal III, un volumen que reúne esos narraciones -intensas- de una convocatoria realizada para Internet que no desdeña el formato clásico: el libro de papel. Canal-literatura.com es el portal literatura de laverdad.es

Un libro prologado por Carmen Posadas, quien recuerda que «un cuento es una sorpresa, es una historia redonda, es, como decía Hemingway, un puñetazo en el estómago. Huelga decir que lo del puñetazo no tiene nada que ver con lo que en él se relata sea cruel o tortuoso sino con que sea contundente, sintético». «Es muy difícil escribir un buen cuento. Empiezo con esta afirmación porque la primera sorpresa con la que se encontrarán ustedes al leer este libro es que los cuentos que lo forman tienen una alta calidad literaria. Lo cierto es que, aunque parezca difícil de creer, no es fácil encontrar un buen relato incluso entre escritores consagrados», afirma la autora de Cinco moscas azules. «Un cuento vale por lo que no-cuenta, por lo que oculta. Igual que cuando uno mira una fotografía es fácil fantasear con lo que sugiere e imaginar lo que no muestra, un buen cuento comienza precisamente cuando uno termina de leerlo», argumenta.

Tiene también palabras -certeras- para el cuento ganador: «En maravilloso relato en el que la autora logra el difícil prodigio de impostar no solo la voz sino también la forma de sentir de un niño que va con su madre a servir a la gran ciudad. Es un cuento lleno de ternura y de sensibilidad que sin embargo no cae nunca en la sensiblería ni en el lugar común».

- ¿Me quieres?

Y la pregunta queda flotando en el aire, ascendiendo lentamente, enredada entre las volutas de humo que pueblan el local semivacío en la media tarde. Ese es el inició de Tarde de desamor, de Carlos Garrido, que logró el premio Especial del Público.

Bien trabadas

Diecisiete impactos que forman una tupida red de cuentos, de historias breves bien contadas.

Lo explica Carmen Posadas: «un rasgo que para mí es primordial: no caer nunca en la facilidad, tampoco en lo políticamente correcto, ni en el hoy tan común buenísimo Y es que últimamente es muy habitual confundir la literatura de calidad con la literatura que habla de cosas buenas, de buenos sentimientos, de historias edificantes. Yo, en cambio, creo, como Gide, que con buenos sentimientos no se hace precisamente buena literatura, al contrario, muchas veces se hace pésima».