Lorca comienza a regirse desde hoy como un municipio de gran población

La aplicación de esta norma permitirá cambiar la estructura organizativa del consistorio, aumentar la participación ciudadana y agilizar trámites

EFE LORCA

Lorca ha comenzado hoy a regirse por el régimen de organización de los municipios de gran población, del que pueden beneficiarse las ciudades de más de 75.000 habitantes, en virtud de la Ley 9/2007, cuya aplicación en este municipio fue publicada ayer en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

Así lo explicó hoy la portavoz del ayuntamiento de Lorca, Eulalia Ibarra, que recordó que la ciudad cumple los requisitos que se establecen en la ley para la modernización del Gobierno local, y manifestó que la aplicación de la norma permitirá cambiar la estructura organizativa del consistorio, aumentar la participación ciudadana y agilizar trámites.

El modelo de organización y gestión municipal que contempla la ley incluye, entre otras cosas, el fortalecimiento del pleno como órgano de debate de las grandes políticas locales y de la Junta de Gobierno como órgano ejecutivo.

La inclusión de Lorca en este sistema organizativo llevará aparejado un fortalecimiento de la figura del alcalde como principal órgano de dirección de la política, el gobierno y la administración municipal, pero cediendo atribuciones gestoras y ejecutivas a la Junta de Gobierno Local.

La Junta de Gobierno tiene desde hoy amplias funciones de naturaleza ejecutiva y podría tener en su composición hasta un tercio de miembros que no ostenten la condición de concejales, aunque de momento no habrá modificaciones, según precisó la portavoz, que señaló que ha asumido la secretaría de la Junta el concejal de Educación, José Joaquín Peñarrubia.

La aplicación de la norma permitirá aumentar el control económico presupuestario y la participación de los ciudadanos, el estatuto del municipio de gran población hará posible la creación de la figura del defensor del ciudadano y del consejo social de la ciudad, como órgano consultivo.

La declaración de Lorca como municipio de gran población supone, además, el establecimiento de un nuevo modelo de desconcentración de funciones y la división de la ciudad en distritos, con un porcentaje mínimo de recursos municipales para cada uno de ellos, por lo que la elección de los alcaldes pedáneos y de barrio pasará a ser democrática y no por delegación del alcalde.

En el aspecto de gestión económica la ley establece la separación entre los órganos de gestión (presupuestos, contabilidad, tesorería y recaudación) y los de control y fiscalización (intervención general).

El alcalde pasará, además, a formar parte de la Conferencia de Ciudades, enmarcada en la Conferencia Sectorial para Asuntos Locales, en la que participan también representantes de la Administración central y de las comunidades autónomas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos