Instantes inventados

Fotoencuentros 08 reunirá catorce exposiciones, seis mesas redondas, dos videoproyecciones, cuatro talleres y un fotomaratón, del 9 de enero al 17 de febrero

G.D.

La cita cultural más madrugadora del año y más intensa en cada edición. Fotoencuentros 08 - octava convocatoria-, del 9 de enero al 17 de febrero, presentó ayer sus credenciales: catorce exposiciones, seis mesas redondas, dos videoproyecciones, cuatro talleres, el ya clásico fotomaratón, un ciclo de cine en la Filmoteca Regional y la edición de tres libros. Fotoencuentros atraviesa una nueva frontera, explora un nuevo punto de vista y dirige su mirada a los Mundos creados, a la fotografía que escapa del naturalismo realista y que es capaz de establecer instantes inventados: cuerpos, escenarios y fábulas visuales. «Mostramos obras de autores con una actitud cercana al arte contemporáneo, creadores de mundos particulares, de espacios de cuento, constructores de ficciones», explica Paco Salinas, coordinador de este festival visual que organiza la Fundación Cajamurcia.

El primero de estos inventores de instantes es Vari Caramés, que mostrará sus Escenarios en la Sala Caballerizas. «Un ejemplo de un fotógrafo que busca más la evidencia que la evidencia», señala Paco Salinas. Caramés define su exposición como una reunión de «espejismos, lugares siempre fronterizos y por descubrir»

El alicantino Mira Bernabeu trabaja sobre un material altamente sensible: la memoria. Su muestra en Puertas de Castilla, Compendio 1994-2007, será un enorme mosaico en el que habla de su vida familiar, de un viejo teatro y de las heridas de la vida.

Natura hominis. Escenarios es la propuesta de Jesús Micó, piezas de gran tamaño en el Archivo General en las que aparece el mundo personal de fotógrafo: «mis amigos, mi familia, mis amantes, mis estudiantes».

Un redescubrimiento es la obra del murciano Saturnino Espín, que llevaba una larga temporada alejado de las cámaras y que ha regresado, feliz, en plena era digital. En la Muralla Bizantina se mostrarán sus clásicos collages y sus nuevas creaciones. «Una obra excepcional», según Paco Salinas.

La muerte, los iconos religiosos, el cuerpo maltratado son algunos de los temas en los que fija su mirada Fran Herbello en Mal de Corpo. «Yo también temo a la muerte, pero como hacen mis abuelos, tomo de la cultura popular su estrategia para combatir la ansiedad que produce lo desconocido: perdiéndole el respeto, haciéndola cotidiana, conviviendo con ella y, a veces, ridiculizándola», explica Herbello.

Aseguran que «dentro del cerebro de Fernando Montiel Klint existe un áurea extraña». Sus imágenes son construcciones teatrales, arquitecturas íntimas y puertas abiertas a otra realidad porque él está al frente y detrás de la cámara. Este fotógrafo mexicano mostrará sus inquietantes instantáneas en el Colegio de Arquitectos.

Gonzalo Punch es «uno de los grandes de la fotografía conceptual», según Paco Salinas. Realidades cercanas que no pierden su capacidad de sorpresa aparecen en Espacios, transeúntes..., cosas inútiles. Una muestra, aseguran, «repleta del humor y la poesía inherentes al caos».

En el espacio del misterio y la experimentación se mueve siempre Óscar Molina, que presenta uno de los proyectos conceptuales más inquietantes y complejos de Fotoencuentros. El espectador podrá adquirir (60 céntimos) un sobre cerrado de papel fotosensible con una imagen latente, invisible al ojo hasta que se someta a revelado. Las imágenes han sido realizadas por personas desconocidas. El espectador/comprador debe decidir que hacer: no abrir el sobre, revelar o velar la imagen. Óscar Molina propone una reflexión en Photolatente sobre la idea de artista-creador, el papel del espectador, la originalidad, el azar o el mercado del arte.

Sección Galerías

En la Sección Galerías se incluye la fabulación y la ficción en El paisaje desintegrado de la madrileña Rosa Muñoz que halla en el bosque el lugar en donde habita la imaginación y lo puebla de ausencias.

Ricardo Echevarría, expone Oro puro. Fotografías que hablan de la memoria y la nostalgia y que tienen su epicentro en las abandonadas minas de oro del Rodalquilar, en el Cabo de Gata.

Un reloj, un insecto, una mascarilla, un suceso, un número, un retrato en primer plano son las claves de Las mil y una hora de Rafael Perezcortés, sevillano que intentará a través de sus fotografías que cada espectador construya su propia historia. La cartagenera Virginia Bernal crea su propio mundo en Espacios defensivos. La infancia, la memoria y los caballeros medievales se dan cita en Galería Bambara. El joven madrileño Pablo Sola, trata con evidente ironía y sarcasmo la iconografía tópica de lo kitsch en The next best thing. Por su parte, Patric Tato Wittig con IX Troyas reconstruye el pasado para intentar descifrar el presente. MÁS INFORMACIÓN I Programa completo con hojas de inscripción disponible en Centro Cultural Las Claras y se puede solicitar por teléfono o fax al 968 69 23 12, y en www.fundacioncajamurcia.es

www.fotoencuentros.es

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos