Botía, central de Alquerías de 18 años, nueva 'perla' de la cantera del Barça

El jugador, ex del Murcia infantil, fue convocado por Rijkaard para el partido contra el Espanyol

ANDRÉS CREMADES

La noticia causó revuelo en Alquerías. Más concretamente en la carretera que va de Alquerías a Beniel, de donde es natural Alberto Botía, un joven futbolista de 18 años del Barça B, que ayer se sentó en el banquillo del Barcelona junto a Ronaldinho, Zambrotta o Gudjohnsen, entre otros.

Junto a Víctor Sánchez, compañero suyo en el filial azulgrana, recibió la noticia el viernes al terminar el entrenamiento. Fue su entrenador, Pep Guardiola, el que le dio la enhorabuena. A continuación recibió la llamada de Rijkaard, quien le dio la bienvenida a la primera plantilla.

Alberto Botía dijo ayer a La Verdad, en las horas previas al partido, que «estoy viviendo un sueño. Hasta ahora, entrenar o estar en el banquillo junto a los jugadores del primer equipo era una fantasía que ahora veo realizada».

Lo primero que va hacer es mandar la camiseta directa para Murcia. «Llevo seis años en Barcelona, aquí tengo muchos amigos y por supuesto todos se alegran. También sé que mis amigos de Murcia están contentos por mi. Esto parece un cuento. El hotel, los medios, todo es mucho más de lo que imaginaba».

Considerado una perla de la cantera blaugrana, fue descubierto por Quique Abenza y fichado por el Barça cuando ya despuntaba en los infantiles del Real Murcia, club al que había llegado desde el Alquerías. Alberto Botía es un central que va bien de cabeza, hace valer sus 1'87 en el juego aéreo. Es internacional sub-19 y juega de titular en el Barça B. Su buena temporada no pasa desapercibida para nadie y ha recibido elogios de todos sus entrenadores. «Quiero tener los pies en el suelo; además, prefiero no pensar en nada de lo que pueda pasar, me lo tomaré con tranquilidad, si no será peor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos