Alonso se rinde ante la afición

Agradece en Oviedo a sus seguidores un apoyo que nunca antes se había visto en la Fórmula Uno

EFE
OVIEDO. Alonso agradece, desde el balcón del Ayuntamiento de Oviedo, el apoyo que ha recibido por parte de la afición./EFE/
OVIEDO. Alonso agradece, desde el balcón del Ayuntamiento de Oviedo, el apoyo que ha recibido por parte de la afición./EFE

Oviedo, la ciudad natal del bicampeón del mundo Fernando Alonso , ha vuelto ayera vestirse de fiesta para ver al piloto español, que ha querido homenajear a su afición, ante la que ha reiterado su gratitud por un apoyo que «nunca antes se había visto en la Fórmula Uno».

Alonso fue recibido por miles de personas que llenaron a mediodía la Plaza de la Constitución así como las calles adyacentes, abarrotadas desde casi una hora antes de que su ídolo saliera al balcón del Ayuntamiento para dirigirse a sus incondicionales,

En los prolegómenos de su aparición pública, el piloto, al que arropaban su padre, José Luis Alonso, y su manager, Luis García Abad, estuvo acompañado en el salón del plenos del Consistorio por el alcalde de la ciudad, Gabino de Lorenzo; el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, y el director de la Fundación Príncipe de Asturias.

Oviedo ha acogido una fiesta similar a la celebrada el año pasado, con motivo del segundo título de campeón mundial del piloto asturiano, y la mayoría de sus seguidores vestían equipaciones en las que predominaban los colores azul y amarillo, los mismos que lucen la bandera asturiana y Renault, sin apenas referencias al gris y rojo de McLaren.

Con un gigantesco Gracias Fernando, que colgaba de la fachada principal del Ayuntamiento de Oviedo, a la derecha de una fotografía del bicampeón, y la interpretación del himno de Asturias, a cargo de la Banda de Gaitas local, Fernando Alonso se asomó al balcón mientras miles de personas coreaban su nombre al tiempo que una lluvia de miles de papeles de color azul y blanco caía sobre la plaza.El piloto de McLaren salió al balcón, saludó, aplaudió, e interrumpió su discurso en ocasiones ante los gritos de la conocida como marea azul, que coreó repetidamente campeón, campeón o eh, eh, ese Alonso , ese Alonso , eh.«Hoy es el homenaje a vosotros, a la afición, no a mí», ha dicho Fernando tras reiterar su agradecimiento a los asistentes, ante los que ha confesado que era «imprescindible» este acto tras el apoyo recibido en un año «muy especial». «Es un privilegio tener esta afición, os habéis pasado, fui increíble», añadió.

Alonso recordó que siempre recibió apoyo cuando «más lo necesitaba», ya que hubo momentos «tristes» y algunos en los que estuvo «un poco deprimido», pero durante toda la temporada encontró el respaldo de sus seguidores.

«Desde el hotel a los circuitos siempre había banderas de Asturias y de España», ha incidido el piloto, que llamó la atención sobre el interés que despiertan sus incondicionales, a los que seguidores japoneses o chinos quieren seguir su ejemplo.

El bicampeón mundial reveló que «sin vosotros no tendría fuerza para seguir el año que viene», ha animado a los aficionados a seguirle con un grito de «a por ellos», a la vez que reiteraba su agradecimiento por haberle hecho «el hombre más feliz del mundo aún perdiendo».Lanzando un beso,guiñando el ojo izquierdo y devolviendo los aplausos a los miles de seguidores fueron los últimos gestos de Alonso antes de despedirse.