Un juzgado deberá investigar de nuevo las obras del Parador

La Audiencia ordena que se compruebe si existe delito contra el patrimonio La denuncia fue formulada por un lorquino en agosto de hace dos años

P. W. R.
ALOJAMIENTO. La instalación hostelera junto a la Torre Alfonsina (a la izquierda). / SONIA M. LARIO / AGM/
ALOJAMIENTO. La instalación hostelera junto a la Torre Alfonsina (a la izquierda). / SONIA M. LARIO / AGM

La Audiencia Provincial de Murcia ha reabierto la denuncia penal por un posible delito contra el patrimonio histórico interpuesta por un lorquino, a título particular. En el auto de la Audiencia Provincial, Sección Segunda, la sala acuerda que «debemos revocar y revocamos la misma, y, en virtud, dejamos sin efecto el sobreseimiento acordado».

Y añade que «mandamos continuar el procedimiento, practicando cuantas diligencias se consideren precisas y al menos las interesadas por el Ministerio Fescal». Entre los fundamentos que apunta para tomar esta decisión están que «existen elementos probatorios nuevos tras el archivo», como pone de manifiesto el fiscal.

Además, se solicita que se proceda a «agotar la investigación», basándose en algo más que un «simple reconocimiento judicial», con el fin de «despejar dudas» en orden al progreso del proceso. El acuerdo fue tomado por la Audiencia Provincial de Murcia el pasado día 24 de septiembre.

En el auto se ordena que continúen las investigaciones. Este se produce después de la denuncia penal que presentó el lorquino en agosto de 2006. En ella, el denunciante asegura que «es muy posible que en el momento de presentar esta denuncia se estén destruyendo restos arqueológicos». La denuncia es acompañada con un archivo fotográfico en el que se pueden contemplar las obras iniciales del Parador que se construye en el Castillo.

Una gran excavadora aparece a los pies de la Torre Alfonsina, así como las construcciones posteriores de la futura instalación hostelera. El autor de la denuncia explica en el texto que no tiene la certidumbre de que «la destrucción aquí denunciada haya tenido lugar efectivamente», pero que «a la vista de los claros indicios que se desprenden de las fotografías que se aportan, pone estos hechos en conocimiento de la autoridad judicial competente para que realice las averiguaciones que estime oportunas».

La denuncia fue archivada en julio de 2007. Pocos días después, se presentó un recurso, que fue desestimado en septiembre de 2007. Nuevamente, se presentó un recurso, en este caso de reforma y subsidiario de apelación en la Audiencia Provincial de Murcia. Tras las oportunas alegaciones, se ha reabierto el caso que será investigado en los próximos meses por un juzgado de Lorca.

Fotos

Vídeos