Porsche, genes dominantes

Porsche, genes dominantes

Quien prefiere dejar sus propias huellas no necesita seguir las de los demás. Esto mismo piensa Porsche acerca de los vehículos denominados SUV compactos

Quien prefiere dejar sus propias huellas no necesita seguir las de los demás. Esto mismo piensa Porsche acerca de los vehículos denominados SUV compactos: cinco puertas, cinco plazas, tracción total y, naturalmente, una posición de conducción alta.

Algo que aporte vida. Que nos haga sentir la carretera a flor de piel. Que nos haga disfrutar intensamente al conducir. Que ofrezca suficiente espacio para aficiones, ocio y deporte. Pero no para concesiones. Que sea compacto, concentrado e intenso y, sin embargo, potente. Que sea idóneo para el uso diario, pero nunca aburrido.

Esas son las señas de identidad del nuevo Posche Macan. En seis versiones distintas. Cada una de ellas, un deportivo. Cada una, inconfundible en su segmento. Cada una, un auténtico Porsche: desde el diseño y el comportamiento dinámico hasta el equipamiento. Desde nuestro dinámico modelo básico a la variante S especialmente deportiva, pasando por el potente modelo GTS, el eficiente corredor de fondo con motor diésel y los modelos Turbo, que marcan pautas en materia de prestaciones en su clase de vehículo.

El nuevo Macan Turbo con paquete Performance y una velocidad máxima de 272 km constituye la vanguardia de la serie. Con éste, los ingenieros han demostrado que la idea del Macan puede seguir mejorándose.

Todos los modelos Macan se diseñan, prueban y fabrican según la filosofía de Porsche. Es decir, resumiendo, llevan el carácter deportivo los circuitos de competición a la vida cotidiana. Le aportan el máximo de eficiencia. Y, naturalmente, con el mismo grado de seguridad y comodidad. No han escatimado en esfuerzos hasta que los ingenieros han alcanzado el ambicioso objetivo de diseño: el primer deportivo entre los SUV compactos.

La arquitectura ergonómica le integra en el vehículo. La disposición tridimensional de los elementos de mando confiere al interior el carácter de una cabina de vuelo. Los asientos deportivos delanteros transmiten una sensación típica del Macan: aunque se encuentra a un nivel más alto por encima de la calzada, está estrechamente pegado a ella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos