https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Una tortuga boba intenta desovar en Cabo Roig

Expertos del operativo de vigilancia monitorizan a la tortuga boba en Cala Capitán./J. A. PUJOL
Expertos del operativo de vigilancia monitorizan a la tortuga boba en Cala Capitán. / J. A. PUJOL

Colocan un localizador GPS al animal marino, que podría intentar de nuevo el anidamiento en Cala Capitán (Orihuela) o en alguna playa cercana en las próximas horas

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Ya están aquí. Una tortuga boba intentó desovar durante la pasada madrugada en Cala Capitán, una playa urbana situada entre La Zenia y Cabo Roig (Orihuela). Dos turistas madrileños alertaron al 112 poco después de las doce de la noche cuando vieron al animal marino removiendo la arena para excavar el nido, aunque finalmente no depositó los huevos. Expertos de la Universidad de Valencia, Politécnica de Gandía y Oceanográfico de Valencia acudieron a la playa alicantina para examinar al ejemplar de 'Caretta caretta': le tomaron muestras de la piel, le instalaron un localizador GPS y le practicaron una ecografía.

La tortuga tiene en su interior huevos en distintas fases de desarrollo, por lo que se espera que intente depositarlos en tierra en las próximas horas. En el mismo lugar o en un arenal cercano, informa a 'La Verdad' Juan Antonio Pujol, biólogo municipal del Ayuntamiento de Torrevieja y miembro del operativo.

No es el primer intento de uno de estos animales marinos este verano en el Mediterráneo español, puesto que ya se han registrado cuatro tentativas en Benicassim (Castellón), Benidorm, Altea (Alicante) y Alboraya (Valencia). Y una puesta exitosa en Mataró (Barcelona). Se trata de un fenómeno reciente puesto que hasta hace unos años no constaban antecedentes de anidamientos de tortuga boba en la costa española (sus áreas de desove conocidas han sido el Caribe, Cabo Verde, la costa este de América del Norte y Grecia y Turquía, en el Mediterráneo oriental).

El calentamiento del mar en las zonas donde han criado habitualmente es una de las hipótesis que manejan los científicos para explicar esta búsqueda de nuevas zonas de desove. El caso es que desde 2001 se han producido más de treinta intentos de anidamiento en el Mediterráneo español, algunos de ellos exitosos (Torrevieja, Valencia, Cabo de Gata, San Juan de los Terreros y el de este verano en Mataró).

La Región de Murcia, que cuenta con amplios arenales en zonas del litoral poco pobladas, registró el año pasado seis intentos de anidamiento de tortugas bobas, en La Manga y Calblanque. Por este motivo, la Comunidad Autónoma mantiene entre junio y septiembre una red de alerta integrada por técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, ayuntamientos costeros y voluntarios de diez organizaciones conservacionistas ante posibles tentativas de desove. El dispositivo se llama 'Caretta a la vista' y cuenta con material divulgativo que se distribuye en chiringuitos, bibliotecas, supermercados, centros de salud, farmacias y lugares frecuentados por pescadores.

Las tortugas bobas necesitan tranquilidad para depositar sus huevos, pero pueden tocar tierra en cualquier playa urbana. De ahí la importancia de tener claro qué hacer en el caso de asistir a uno de estos espectaculares lances de la naturaleza: no molestar al animal ni ponerse en su campo de visión, por supuesto no tocarlas ni hacer ruido a su alrededor, no hacerle fotografías con flash y llamar enseguida al 112.

 

Fotos

Vídeos