https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Descartado el posible nido de tortuga boba en La Manga

Búsqueda de huevos de tortuga dentro del perímetro balizado. / Pablo Sánchez / AGM

Los expertos no encuentran huevos en la playa, frente a Isla Grosa, después de dos horas de búsqueda en la arena

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Desilusión en La Manga: finalmente no se hallaron huevos en la playa, situada en el kilómetro nueve de la lengua de arena, donde según todos los indicios había desovado una tortuga boba esta madrugada. Después de dos horas de búsqueda, dirigida durante toda la tarde por el experto de la Universidad de Valencia Jesús Tomás, ni rastro de la nidada.

La zona donde el ejemplar de 'Caretta caretta' ha intentado anidar ha quedado balizada, aunque Medio Ambiente descarta «en un 90%» que haya huevos. Numerosos curiosos asistieron esperanzados a un operativo de búsqueda al que se incorporaron el consejero Antonio Luengo, la directora general de Medio Natural en funciones, Consuelo Rosauro, y el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo.

Agentes medioambientales balizaron esta mañana en La Manga el posible anidamiento de tortuga boba porque, por la forma en que estaba removida la arena, todo apuntaba a puesta exitosa, como la del pasado domingo en Calblanque (Cartagena), informan a 'La Verdad' fuentes del Gobierno regional.

Un experto de la Universidad de Valencia, el mismo que verificó el domingo pasado la histórica puesta en Cala Arturo, se desplazó esta tarde a La Manga para comprobar el posible desove, finalmente frustrado. Sobre la arena había tres rastros, aunque no se trata de tres posibles nidos, sino de diferentes intentos de la misma tortuga.

Las señales de la presencia de tortuga boba se detectaron durante los recorridos de control que se realizan cada mañana durante el verano en las playas de la Región, enmarcados en el dispositivo de vigilancia que coordina la Consejería de Medio Ambiente.

Si finalmente se confirma, el de La Manga sería el segundo nido de tortuga boba en la Región en más de un siglo, después del descubierto en Calblanque hace solo cinco días y del documentado también en La Manga a finales del siglo XIX. Durante estos días también se produjeron dos desoves en Ibiza.