https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Un paseo 'Sin prisas' por la Región

Cala Dorada, entre Cala Reona y Calblanque. / Joaquín Zamora.
Cala Dorada, entre Cala Reona y Calblanque. / Joaquín Zamora.

José Luis Montero, Paco Nadal y Joaquín Zamora retratan los mejores paisajes, monumentos y fiestas

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Los tres tienen buen ojo y han gastado mucha suela recorriendo playas, campos y montañas, visitando edificios históricos, disfrutando en fiestas, comiendo bien, brindando por la vida y, en definitiva, transitando con placer por un territorio propio. El periodista de viajes Paco Nadal (Murcia, 1960), el diseñador gráfico José Luis Montero (Cartagena, 1959) y el fotógrafo Joaquín Zamora (Murcia, 1961) recogen la cara más hermosa, singular y colorida de la Región de Murcia en 'Sin prisas', un libro editado por el Instituto de Turismo para promocionar los destinos naturales y culturales de la Comunidad Autónoma. Un volumen de lujo de 347 páginas que invita a saltar de la silla para internarse en el Estrecho de la Agualeja (Aledo) o hacerse un hueco en la tripulación que gobierna un barco de vela latina en la Encañizada.

El Instituto de Turismo edita un volumen de lujo para promocionar los destinos naturales y culturales de la Comunidad Autónoma

«Rincones fuera de ruta como La Azohía, donde aún se pesca con almadraba. (...) Las playas de Águilas y Mazarrón. Y muy en especial, Puntas de Calnegre, un paisaje africano atrapado en la misma soledad que invade toda esta costa murciana. Puro desierto costero, aunque en ello radica su belleza y su misterio», advierte en 'Sin prisas' -o 'Slow life', la obra está impresa en inglés y español- Paco Nadal, viajero profesional que sin embargo busca el Mar Menor de su niñez cuando tiene unos días de vacaciones.

José Luis Montero, otro trotamundos, es el director artístico -aunque también aporta fotografías- de una obra que exprime la belleza de lo más típico pero que también se sale del tópico para retratar rincones poco conocidos, como los almendros en flor de Campo López -¡qué placer ascender en bicicleta hasta esta pedanía de Lorca!-, o detenerse en un rebaño de ovejas que pastan en Fuente Álamo bajo el dron incansable de Joaquín Zamora. Un libro para abrir al azar y salir corriendo en busca de ese paisaje, da igual la página que salga.