https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Palo para las aves esteparias en Yecla

Zona roturada en la Herrada del Manco./ANIDA
Zona roturada en la Herrada del Manco. / ANIDA

Medio Ambiente paraliza la roturación de cinco hectáreas de hábitat propicio para estas especies protegidas en la Herrada del Manco

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Las aves esteparias, un grupo de fauna especialmente amenazado, tienen un poco más difícil su supervivencia en la Región de Murcia tras la pérdida de unas cinco hectáreas de hábitat favorable en el Altiplano. La Consejería de Medio Ambiente ha paralizado una roturación de espartizal en el paraje conocido como Herrada del Manco, en Yecla, tras detectar movimientos de terreno supuestamente ilegales durante la pasada Semana Santa. Los agentes medioambientales vigilan para impedir nuevas actuaciones que degraden ese espacio natural.

La Herrada del Manco no está incluida en la Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA) Estepas de Yecla, pero los técnicos de fauna de la Comunidad Autónoma han propuesto medidas de conservación para esa zona tras detectar la presencia de especies amenazadas, como la alondra ricotí o de Dupont. La Barahonda (Jumilla); Cañadas del Águila y de Albatana (Jumilla); Campo de El Ardal (Jumilla y Yecla); Solana del Picarcho (Cieza y Jumilla); Zarcilla de Ramos-La Fuensanta (Lorca); El Sabinar-Campo de San Juan (Moratalla); y Campos de Caravaca de la Cruz y Moratalla son otras zonas para las que se plantea algún tipo de protección, según el Plan de Recuperación de Aves Esteparias que será aprobado próximamente por el Gobierno regional.

La Asociación Naturalista para la Investigación y Defensa del Altiplano (ANIDA) ha presentado denuncias ante la Dirección General de Medio Natural, el Ayuntamiento de Yecla y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) por una roturación «que habría causado daños a diferentes especies de flora y fauna protegidas», por lo que exigen que los responsables restauren la zona degradada para que recupere su estado original. Fuentes de ANIDA apuntan a que la explanación de estos terrenos tendría el objetivo de instalar un parque solar.

Una planta fotovoltaica

El Ayuntamiento de Yecla asegura a 'La Verdad' que no ha concedido licencia de actividad a la empresa promotora de la planta fotovoltaica, radicada en Madrid, sino que se le explicó, tras presentar una declaración responsable, que debía obtener permisos de la Confederación Hidrográfica del Segura, por la proximidad de la rambla del Tomate, y de la Consejería de Medio Ambiente para el movimiento de los terrenos. La mercantil desarrolla actividad en la zona desde hace al menos un mes y ha desviado conducciones de agua procedente de pozos, informa Ángel Alonso.

ANIDA recuerda que las zonas esteparias del Sureste ibérico albergan grandes valores naturales, «por tratarse de uno de los ecosistemas más singulares de la Península Ibérica, de alto interés por su flora y su avifauna en el contexto europeo, aunque tradicionalmente olvidados«. En el caso concreto del espartizal de la Herrada del Manco, recuerda ANIDA, destaca la presencia de aves como la alondra ricotí, especie catalogada como 'en peligro de extinción', así como la terrera marismeña, la cogujada montesina, la curruca tomillera y la collalba rubia.

Desde ANIDA se exigen «medidas contundentes ante esta incomprensible actuación» y se insiste en la importancia de conservar «nuestros espacios naturales, hoy todavía más en un contexto de cambio climático«, y especialmente los hábitats singulares y escasos como los esteparios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos