https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Del Mar Menor a los Sargazos

Anguila en el Mar Menor./JAVIER MURCIA REQUENA
Anguila en el Mar Menor. / JAVIER MURCIA REQUENA

El seguimiento vía satélite de cuatro anguilas proporcionará información sobre las rutas migratorias y los hábitos de este pez en peligro crítico de extinción

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Hay pocos seres vivos con un ciclo biológico tan misterioso y fascinante como el de la anguila: todas nacen y mueren en el Mar de los Sargazos, una región del Atlántico sin apenas viento ni corrientes que en los siglos XVII y XVIII se convirtió en terror de navegantes porque los barcos se iban a pique tras enredarse en sus frondosas columnas de algas. A ese Triángulo de las Bermudas regresa siempre este pez tan especial: escurridizo (en todos los sentidos), del que se tiene muy poca información (lo que dificulta su protección) y en peligro crítico de extinción a nivel mundial. Para mejorar el conocimiento sobre la especie y ayudar a su conservación, cuatro anguilas serán marcadas en el Mar Menor con transmisores vía satélite que seguirán sus movimientos. Esta es la actuación más llamativa de un proyecto científico dirigido por la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) que se desarrollará este año 2018, en el marco del programa Pesquerías Sostenibles en Red Natura 2000.

La anguila europea ('Anguilla anguilla') protagoniza un declive alarmante que le ha valido entrar en la lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN). Se considera que, en los últimos 30 años, las anguilas juveniles pueden haber disminuido hasta el 90%, y más del 50% en el caso de las maduras. En la Región de Murcia, las capturas pesqueras de la especie han descendido notablemente durante las últimas décadas:

1953. 22.568 kilos

1967. 110.001 kilos

1973. 68.581 kilos

1977. 60.734 kilos

2014. 33.537 kilos

2015. 18.590 kilos

2016. 26.816 kilos

2017. 16.580 kilos

*Datos de la lonja de San Pedro del Pinatar.

¿Por qué cada vez hay menos anguilas? Por la pérdida de hábitat, por la construcción de grandes infraestructuras fluviales que impiden su migración, por la contaminación y por la sobrepesca. "Las recomendaciones científicas y las normativas europeas señalan la importancia de realizar una gestión responsable que asegure que un porcentaje de las anguilas que maduran en los cauces lleguen al mar para comenzar el viaje hacia su lugar de reproducción. A pesar de ello, la información disponible aún es escasa y la actual gestión de la especie no ha detenido su declive", advierte ANSE.

El Proyecto Anguila busca precisamente arrojar luz sobre los movimientos en el Sureste de la península de este pez casi cilíndrico, cubierto de pequeñas escamas y piel suave y resbaladiza, cuyas larvas emprenden un viaje formidable de dos o tres años desde el Mar de los Sargazos, empujadas por las corrientes, hasta los estuarios de los ríos. Allí se transforman en angulas, ya capaces de nadar, que ascienden por los cauces de los ríos y se distribuyen por lagunas y humedales.

Anguila muestreada en el Mar Menor.
Anguila muestreada en el Mar Menor. / ANSE

Después de entre seis y doce años, en el caso de los machos, y de entre nueve y doce en el caso de las hembras, alcanzan la madurez y las denominadas anguilas plateadas inician el viaje de regreso hasta el Mar de los Sargazos. Las que esquiven las fauces de cetáceos y otros depredadores durante su larga migración desovarán en su lugar de origen. Después de la puesta morirán, algunas de ellas con una edad de veinte años y más de un metro de longitud.

La investigación de ANSE, que lleva años trabajando con la anguila, arrojará luz sobre aspectos poco conocidos de su biología, el uso que realizan de los distintos espacios o la posibilidad de migrar de los individuos maduros, "información que será compartida en jornadas técnicas con el público general, la administración y los sectores sociales interesados, para que se elaboren propuestas de gestión a medio y largo plazo", explican los ecologistas.

A lo largo del proyecto, que cuenta con la colaboración de los pescadores de San Pedro del Pinatar, se desarrollarán actividades de seguimiento de sus poblaciones, principalmente en el Mar Menor y su entorno, aunque también en humedales del Sur de Alicante y en algunos puntos del litoral de la Región de Murcia. Los trabajos incluirán muestreos en lonja y en cauces, la toma de medidas, el marcaje de forma visual y por satélite, así como actividades de divulgación y voluntariado.

Juvenil de anguila capturado en un canal de drenaje, en Cartagena.
Juvenil de anguila capturado en un canal de drenaje, en Cartagena. / ANSE

Esta iniciativa da continuidad a los trabajos desarrollados por ANSE en años anteriores, como los muestreos de canales y humedales del entorno del Mar Menor y otros puntos de litoral murciano durante el año 2014, junto con el hallazgo de algunos ejemplares de anguila en el cauce del río Segura después de bastantes años desaparecidas. Posteriormente, la asociación Columbares puso en marcha un proyecto de recuperación de la especie tanto en el cauce como en las acequias de la huerta, en colaboración con el Ayuntamiento de Murcia y la Consejería de Medio Ambiente.

El Proyecto Pesquerías Sostenibles de Anguila en Red Natura 2000 cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el FEMP. En el proyecto colaboran también WWF, la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar, el Grupo de Investigación Biología y Conservación Vertebrados Acuáticos del Departamento de Zoología de la Universidad de Murcia y la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos