https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

La limitación de vehículos en Calblanque comenzará a aplicarse en Semana Santa

Ciclistas en una de las entradas al Parque Regional de Calblanque. /ANTONIO GIL / AGM
Ciclistas en una de las entradas al Parque Regional de Calblanque. / ANTONIO GIL / AGM

Se vigilará todos los fines de semana, desde mayo y hasta el 13 de octubre, que no se sobrepasen las plazas disponibles; el bus público funcionará del 22 de junio al 1 de septiembre

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Menos humos y más tranquilidad en Calblanque. Este es el objetivo de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, que el año próximo extenderá el control de vehículos en el parque regional ubicado en la costa cartagenera a la Semana Santa y a todos los fines de semana entre el mes de mayo y el 13 de octubre. Se podrá acceder a las playas del espacio protegido en coche o moto, aunque solo hasta que se ocupen todas las plazas de aparcamiento disponibles, menos de quinientas; cuando se completen las zonas de estacionamiento, el personal del parque bajará las barreras y solo se podrá pasar a pie o en bicicleta.

El autobús público solo funcionará durante la época de mayor afluencia de visitantes, del 22 de junio al 1 de septiembre, en principio con el mismo horario y precios que el verano pasado: de 9.00 a 20.30 horas y por tres euros ida y vuelta (dos euros solo ida o vuelta), con descuento para menores de 12 años y mayores de 65, estudiantes y familias numerosas. En este periodo central del verano solo se permitirá la entrada con vehículo privado de 7.30 a 9.00 horas, al igual que en los dos años anteriores.

Presión humana

El adelanto de la restricción de vehículos de motor, una decisión que fue comunicada la semana pasada durante la reunión de la Junta Rectora del parque -celebrada en el Centro Social de Los Belones-, obedece a la intención de reducir el deterioro que produce la actividad humana en el frágil ecosistema de este espacio natural. Pisoteo de vegetación protegida, atropellos de fauna, abandono de basura, ruidos y nubes de polvo son algunas de las agresiones que sufre un enclave muy valioso y al mismo tiempo muy apetecido por los veraneantes, en algunos casos muy poco respetuosos con sus valores.

Según el Ayuntamiento de Cartagena, el 80% del proyecto de urbanización Princesa de Atamaría invadiría el parque

Pero los visitantes escasamente concienciados no son la única amenaza del parque regional, cuya integridad territorial sigue pendiente de un hilo por el proyecto de urbanización del llamado Plan Parcial La Princesa de Atamaría, promovido por Inmogolf junto a La Manga Club, que plantea la construcción de 400 viviendas y la opción de habilitar 1.100 plazas turísticas en un hotel de lujo. El consejero Javier Celdrán afirmó recientemente que el Gobierno regional solo apoyará este proyecto si no invade el espacio protegido. Según el representante del Ayuntamiento de Cartagena presente en la reunión de la Junta Rectora, el 80% de este plan urbanístico se situaría sobre los terrenos del Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila.

«Por cada avance logrado en la conservación natural surgen varias amenazas», se lamenta la Asociación de Vecinos de La Jordana-Las Cobaticas, que teme una intención oculta en el hecho de que el plan de recuperación de la Sierra Minera comience por la descontaminación de la balsa Lirio, precisamente «uno de los impedimentos que alegaba en su día el desfavorable informe medioambiental para el plan de urbanización en Atamaría».

Los vecinos de los núcleos habitados de Calblanque también pidieron que se impida el alquiler ilegal de viviendas en fines de semana, un fenómeno que da lugar a un «cutreturismo». Los servicios jurídicos de la Consejería están estudiando si es competencia del parque regional regular ese asunto, según la respuesta del director-conservador del espacio protegido, Andrés Muñoz.

 

Fotos

Vídeos