https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

La lechuza, Ave del Año

Dos lechuzas posadas en la rama de un árbol./LV
Dos lechuzas posadas en la rama de un árbol. / LV

SEO/BirdLife llama la atención en 2018 sobre el declive de esta rapaz nocturna, que en Murcia ha perdido la mitad de sus poblaciones

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Si eres un pájaro y SEO/BirdLife te elige como Ave del Año, es que estás jodido. Pero al menos estarás situado en el foco de la atención mediática durante doce meses. Serás noticia y la sociedad conocerá qué te ocurre y por qué. Y ahí pueden empezar a solucionarse algunos de tus problemas. Es lo que acaba de ocurrirle a la popular lechuza común, que acaba de ser nombrada Ave del Año 2018 en una votación convocada por la sociedad científica y conservacionista en la que también competían el alimoche y el chorlitejo patinegro. La lechuza toma el testigo al sisón común, otra víctima colateral de los problemas sociales y ambientales que atraviesa el medio rural.

¿Qué le ha ocurrido para merecer este dudoso honor a la popular rapaz nocturna, un habitante en otro tiempo abundante de nuestros espacios rurales? ¿Tan mal se encuentra esta vecina cercana que se aposta en casas abandonadas y en árboles para lanzarse con eficacia máxima sobre sus presas, preferentemente ratones?

Pues sí: el fuerte declive de sus poblaciones alcanza un 13% en el conjunto del país en la última década y hasta el 50% en la mitad sur de la península: Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. En parte de Aragón, Madrid, Cataluña y Extremadura los ejemplares de 'Tyto alba' también han caído a la mitad. En Castellón y otras zonas de Cataluña, así como en el norte de España, la especie ofrece mejores datos.

Pero también en estos lugares es más difícil apreciar como en otros tiempos su cara ancha en forma de corazón, que puede rotar completamente, y escuchar su canto, que en el medio rural solía interpretarse como un mal presagio.

Cambios en el medio agrario

«Una de las principales causas de su declive es la radical transformación del medio agrario, cada vez más alejado de los paisajes que mostraban un mosaico de cultivos adaptados a la realidad hídrica de cada zona. En la actualidad, el medio agrario está más centrado en grandes extensiones de monocultivo, a menudo basadas en regadío. Este cambio de paradigma, unido al empleo generalizado de plaguicidas y rodenticidas, contribuye a la pérdida de biodiversidad en el campo y a su contaminación. Hay menos diversidad de hábitat, menos insectos, menos roedores y, por tanto, menos alimento para las aves agrarias, que además sufren envenenamientos secundarios», explica SEO/BirdLife.

Así se explica el tremendo bajón de las lechuzas en la Región de Murcia, donde la agricultura tradicional ha sido sustituida en su mayor parte por cultivos intensivos que eliminan la biodiversidad y empobrecen los hábitats.

«La ciudadanía ha decidido que pongamos el foco en la lechuza común. En silencio, como cuando vuela, esta especie nos avisa, desde hace años, sobre la paulatina pérdida de vida en el campo. Se la ve menos, se la oye menos. Ocurre lo mismo con los insectos. Con los roedores. Con los paisajes y con el paisanaje», señala la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

«La mala situación de la avifauna agraria es un aviso para fortalecer social y ambientalmente al medio rural. Una cuestión que nos atañe a todos. Desde las administraciones y fuerzas políticas, que este año han de establecer la hoja de ruta para que España se enfrente al cambio climático y deberán definir el futuro modelo de la Política Agraria Común (PAC), a los consumidores. Y es que también podemos ayudar a la lechuza con las elecciones de nuestra cesta de la compra», advierte Asunción Ruiz.

¿Qué hacer? Aumentar las poblaciones de lechuza pasa por una mejora de la biodiversidad en el medio rural. «Lograrlo es un reto en el que intervienen múltiples factores pero que, en el terreno legislativo, tiene importantes hitos en los próximos años», recuerda SEO/BirdLife en referencia a la Ley de Cambio Climático, la reforma de la PAC y la revisión de la Directiva Marco de Agua, «un instrumento comunitario crucial que tiene gran impacto en la configuración de nuestros campos».

La ONG impulsará nuevas vías de trabajo con otros agentes -consumidores, agricultores, ganaderos, municipios del medio rural- para mejorar el hábitat y las condiciones de la lechuza, a fin de reducir sus amenazas directas y mejorar el conocimiento sobre la especie.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos