https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Una guía recoge las 600 setas 'murcianas'

Níscalos recién cortados./LV
Níscalos recién cortados. / LV

Medio Ambiente edita el 'Atlas de los hongos de la Región', la obra póstuma del catedrático Mario Honrubia

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La Región de Murcia, en apariencia tan árida, también es tierra de setas. Y no solo de níscalos. Porque los montes de la Comunidad Autónoma atesoran más de 600 tipos de hongos, trufas incluidas, reunidos por primera vez en una publicación que recoge la obra póstuma del catedrático de Biología de la Universidad de Murcia Mario Honrubia (Almasa, 1955-Murcia, 2015). El 'Atlas de los hongos de la Región de Murcia', editado por la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, actualiza toda la información recopilada por el fallecido científico a lo largo de su trayectoria y explica, de una manera práctica y didáctica y con material gráfico de gran calidad, la evolución, características y particularidades de la riqueza micológica de la Región.

Esta 'enciclopedia' local de los hongos recoge también una 'lista roja preliminar' de setas amenazadas en la Región en la que figuran 16 especies, entre ellas la 'polvera gigante' ('Calvantia gigantea'), la 'Volvariella pusilla' y el 'Schizostoma laceratum'. En este apartado también se recogen algunas de las principales amenazas para la población fúngica y una serie de propuestas para contribuir a su preservación.

Las mejores zonas 'seteras' de la Región son el Noroeste, el Altiplano, las pedanías altas de Lorca y Sierra Espuña. También se encuentran en zonas de umbría de El Valle e incluso en sierras prelitorales y litorales, como la Almenara y la Muela. Allí donde se den las condiciones óptimas de composición del terreno, humedad y temperatura para que florezcan los hongos.

Cultura micológica

Esta obra «representa un importante avance en el conocimiento de estos organismos, además de suponer una aproximación precisa a los hongos y setas que los visitantes de los espacios naturales pueden encontrar en sus paseos y caminatas por nuestros montes y bosques y crear así una cultura micológica en la Región», señala la directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro.

Esa era la idea de Mario Honrubia: generar una actividad económica alrededor de los hongos, a través del turismo, la recolección y el cultivo, en las comarcas más despobladas de la Región. Por ejemplo, mediante el proyecto Micodes, que unió al Noroeste murciano con la Sierra de Segura (Jaén y Albacete) y el Altiplano granadino.

Un mayor conocimiento de los hongos y setas ayudará a su vez a una mejor conservación de unas especies, «que aportan enormes beneficios para el medio ambiente, ayudando a la descomposición de la materia orgánica o sirviendo como fuente de alimento para otros animales; y para los seres humanos, ya sea como alimento o por servir tanto para elaborar productos antibióticos y otras medicinas como pan, vino o quesos. Todo ello hace que los hongos, setas o trufas tengan también un elevado potencial como herramientas de desarrollo sostenible», añade la directora general.

10.000 especies en España

El de los hongos es uno de los grupos biólogicos menos conocidos. Se estima que existen más de un millón y medio de especies, de las cuales se han descrito menos de 100.000. Aunque cada año se registran 1.5000 nuevas especies, se calcula que solo se conoce un 5% de la riqueza micológica del planeta. En España hay unas 10.000 especies y la comunidad con más variedades es Andalucía, con más de 3.800.

El 'Atlas de los hongos de la Región de Murcia', obra también de las profesoras del departamento de Biología Vegetal del área de Botánica de la Universidad de Murcia Mar Zamora, Almudena Gutiérrez y Asunción Morte, puede descargarse en formato pdf en este enlace.