https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Del fondo del mar al armario

Manuel Ballesta, Daniel Rolleri, Irene Díez, Miguel Ángel del Amor, Alberto Caldeiro y Alicia Jiménez, alcaldesa de Mazarrón, ayer, en el puerto pesquero de este municipio. / carm
Manuel Ballesta, Daniel Rolleri, Irene Díez, Miguel Ángel del Amor, Alberto Caldeiro y Alicia Jiménez, alcaldesa de Mazarrón, ayer, en el puerto pesquero de este municipio. / carm

Los pescadores se suman al proyecto 'Upcycling the oceans': parte de la basura que recojan en sus barcos se convertirá en prendas de la marca Ecoalf

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Con 80 botellas de plástico recicladas, Ecoalf fabrica una chaqueta de plumas. De gran calidad y no precisamente barata, como la que lució la Reina Sofía hace unos meses. Sería más sencillo utilizar materiales convencionales, pero el fundador de la marca, el empresario madrileño Javier Goyeneche, ha decidido no apartarse de la visión que tuvo en 2012: ¿por qué no transformar la basura marina en un material que sirva para confeccionar prendas de ropa, bolsos y calzado? Tres años después nació el proyecto empresarial y medioambiental 'Upcycling the oceans', al que acaban de sumarse los veintitrés barcos de arrastre de la Región, que depositarán en contenedores ubicados en los puertos de Águilas, San Pedro del Pinatar, Cartagena y Puerto de Mazarrón los desechos que recojan en sus redes (hasta el momento unas 2,6 toneladas al año, aunque se espera que esta cifra aumente a entre 10 y 15).

De entre los residuos que lleguen a tierra, Ecoalf seleccionará el plástico de tipo PET -tereftalato de polietileno- que convierte en el hilo con el que elabora sus tejidos tecnológicos. Por su parte, Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que gestiona los contenedores azules y amarillos -papel y envases-, recuperará otros materiales -como film, acero o aluminio- para que tengan una segunda vida. Los objetos no reciclables se procesarán por el procedimiento habitual.

Esta alianza entre Ecoalf, la Fundación HAP y Ecoembes está ayudando a que el Mediterráneo esté un poco menos sucio: los 462 barcos arrastreros de 33 puertos que participan en esta iniciativa -sobre todo en la Comunidad Valenciana y Cataluña, aunque también en Andalucía y Galicia, unos 2.000 pescadores en total- recuperaron el año pasado 113 toneladas de residuos.

Cada tripulante recibirá una ayuda de 500 euros, hasta un máximo de 2.000 por embarcación

El PET de las botellas de plástico no es el único material con el que trabaja Ecoalf: redes de pesca, posos de café, neumáticos, algodón y lana también se transforman en camisas, polos y chalecos molones.

Aliados de la sostenibilidad

Mazarrón acogió ayer la firma de un convenio que convierte también a los pescadores murcianos en aliados de la sostenibilidad. Lo rubricaron el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor; el presidente de la Federación de Cofradías, Manuel Ballesta; la responsable de proyectos en la Fundación Ecoalf, Irene Díez; el gerente de Reciclado y Recogidas Complementarias de Ecoembes, Alberto Caldeiro; y Daniel Rolleri, director de la ONG Ambiente Europeo, asociación que aportará formación, asesoramiento y apoyo logístico a los profesionales del mar, además de la organización de campañas educativas.

Los pescadores obtendrán una ayuda económica del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), que paga 500 euros a cada tripulante hasta un máximo de 2.000 euros por barco, para compensar el tiempo que dediquen a esta actividad.

Con el objetivo de desarrollar el convenio y resolver las dudas que puedan surgir, se creará una Comisión de Vigilancia y Control compuesta por diez miembros, dos de ellos en representación de la Administración regional, que designará el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, uno de los cuales presidirá este órgano. Las demás partes aportarán otros dos representantes cada una.

Ecoalf trasladó en 2016 el modelo de 'Upcycling the oceans' a Tailandia para contribuir a la limpieza de los mares más allá del Mediterráneo. En este país asiático colaboran también asociaciones de limpieza de playas y buceadores, y se incide en la concienciación del sector turístico.

Uno de los plumíferos confeccionados por Ecoalf con botellas de plástico recicladas.
Uno de los plumíferos confeccionados por Ecoalf con botellas de plástico recicladas. / FE

La acumulación de residuos en mares y océanos se ha convertido en una de las principales amenazas para la biodiversidad marina. Se calcula que, anualmente, 8 millones de toneladas de plástico llegan al mar y el 75% terminan en el fondo, provocando graves consecuencias en los ecosistemas marinos. Un problema que se agrava con el hecho de que el 80% de la contaminación marina proviene de la superficie terrestre.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, agradeció a los pescadores el impulso de esta iniciativa, «que otorga una segunda vida al plástico recogido en sus redes». Asimismo, el consejero resaltó «el trabajo que este colectivo lleva realizando durante más de 20 años acciones dirigidas a poner en tierra los residuos que aparecen en las redes de arrastre».

«La llegada de este proyecto a la Región de Murcia supone un gran paso para la lucha contra la basuraleza de nuestros mares y océanos. Las costas murcianas siempre han sido un lugar de gran riqueza y con una biodiversidad que necesitamos conservar. Por ello, seguiremos trabajando junto a la Región de Murcia y sus pescadores para lograr devolver al mar su belleza natural y, a su vez, dar una segunda vida a los residuos que nunca debieron ser abandonados», señala Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

Por su parte, Javier Goyeneche, presidente de la Fundación Ecoalf, afirma que «Upcycling the Oceans tiene la ambición de unir a todo el Mediterráneo en la lucha contra la basura marina y Murcia es, sin lugar a dudas, un territorio fundamental en la expansión y consolidación del proyecto. Se trata no solo de limpiar los océanos sino también de demostrar que gracias a la economía circular lo que para algunos es basura, para nosotros es materia prima de primera calidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos