https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Los ecologistas exigen una mejor medición de la contaminación

Atmósfera contaminada sobre la ciudad de Murcia, el pasado día 4. /GUILLERMO CARRIÓN/ AGM
Atmósfera contaminada sobre la ciudad de Murcia, el pasado día 4. / GUILLERMO CARRIÓN/ AGM

Denuncian el mal estado de la red de vigilancia atmosférica y aseguran que en la Región se respiró polución durante tres meses el año pasado

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

El mal funcionamiento de la red de vigilancia atmosférica impide disponer de datos fiables al cien por cien sobre la calidad del aire que se respira en la Región de Murcia. Esta es una de las conclusiones del informe anual de Ecologistas en Acción, que denuncia «problemas de mantenimiento, fallos técnicos, ausencia de captura de datos, incidencias periódicas, falsas superaciones, averías y caídas del sistema informático».

Las consecuencias, aseguran, de «una red regional de vigilancia atmosférica muy antigua, infradotada y con múltiples carencias», pese a la incorporación reciente de seis analizadores, insisten.

La contaminación se ha convertido en la Región en un problema crónico, advirtieron ayer los miembros de Ecologistas en Acción Pedro Belmonte y Pedro Luengo durante la presentación de su 'Informe sobre la calidad del aire en la Región de Murcia durante 2018', en el que destacan las superaciones de los valores límite de ozono troposférico durante más de 25 días al año en Murcia, Lorca y Caravaca de la Cruz. Según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, más exigentes, la presencia de este contaminante sobrepasó durante 90 días los niveles que se consideran perjudiciales. Tres meses respirando aire contaminado, según los ecologistas.

En cuanto a las partículas PM10 -procedentes del tráfico rodado, y que por su pequeño tamaño son muy dañinas para el aparato respiratorio-, han tenido «un comportamiento moderado en todas las estaciones de la red de vigilancia atmosférica», aunque los expertos de Ecologistas en Acción recuerdan que el año pasado se produjeron episodios contaminantes que obligaron a activar tres veces el protocolo anticontaminación en La Aljorra (Cartagena) y dos en la ciudad de Murcia, «lo que evidencia la necesidad de un mayor control de las emisiones del tráfico, las industriales y las quemas agrícolas». Los altos picos de este contaminante detectados en la capital de la Región, a finales del año pasado, se achacaron al aumento del tráfico en el centro urbano con motivo de las fiestas de Navidad.

93.000 muertes al año

La contaminación ha causado la muerte de 93.000 personas en España en una década, según una investigación reciente de la Escuela Nacional de Sanidad, que achaca la mayor parte de las emisiones al tráfico rodado. Por este motivo, los ecologistas reclaman al Gobierno regional planes de movilidad sostenible que apuesten por reducir la presencia de vehículos privados en las áreas metropolitanas mediante un transporte público eficaz, más calles peatonalizadas y apuesta «sin complejos» por la bicicleta.

También reclaman a la Consejería de Salud la realización de informes y estudios epidemiológicos que analicen los impactos en la salud pública derivados de la contaminación industrial y del tráfico.

Los informes anuales de Ecologistas en Acción se basan en los datos que recogen las ocho estaciones medidoras fijas de la Región (Alcantarilla, La Aljorra, Alumbres, Caravaca, Lorca, Cartagena-Mompeán, Murcia-San Basilio y Valle de Escombreras), que son públicos y están disponibles en la web Calidad del Aire de la Dirección General de Medio Natural.

Murcia desactiva el protocolo por partículas PM10

El Ayuntamiento de Murcia desactivó ayer el protocolo por contaminación atmosférica, en vigor desde el pasado 2 de enero, después de que la calidad del aire haya recuperado la normalidad, en especial los niveles de partículas en suspensión PM10. Este dispositivo de emergencia se activó por primera vez en ese nivel el día 26 de diciembre y pasó a su nivel 2 el día 28. Este nivel de aviso -al que siguen episodio de contaminación y situación de alerta-, se produce cuando en una de las dos estaciones medidoras se hayan superado los 50 microgramos en un día o 45 en tres consecutivos, lo que ocurrió en la del barrio de San Basilio. En Nochevieja bajó al nivel 1, pero se registraron 58 microgramos y hubo que volver al nivel 2, para bajar al 1 de nuevo el 2 de enero. Es la primera vez que la capital de la Región se ve obligada a activar este dispositivo de emergencia.

 

Fotos

Vídeos