https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

La contaminación solo superó niveles nocivos para la salud en 2017 en Lorca y Caravaca

Pantalla informativa sobre niveles de calidad del aire en el centro de Murcia. /NACHO GARCÍA / AGM
Pantalla informativa sobre niveles de calidad del aire en el centro de Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM

La Región mejora en el informe de calidad del aire del Ministerio, pero Ecologistas en Acción achaca los buenos datos a mediciones incompletas

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

El año pasado se respiró algo mejor en la Región, según la Evaluación de la Calidad del Aire en España 2017, que ayer divulgó el Ministerio para la Transición Ecológica. De acuerdo con este estudio, solo se registraron superaciones del valor objetivo para la protección de la salud en Lorca y Caravaca de la Cruz, y por ozono troposférico, un contaminante secundario muy difícil de controlar porque se produce cuando reaccionan las emisiones industriales y del tráfico con la luz solar.

Entre 2011 y 2017, todas las zonas controladas de la Región superaron en alguno de esos años los valores límite de 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, salvo el Valle de Escombreras y Cartagena. Las áreas donde esta sustancia tuvo más incidencia fueron Lorca y Caravaca de la Cruz.

Este informe oficial, elaborado de acuerdo con los datos de las 48 estaciones medidoras, no recoge picos de contaminación por encima de la normativa ni en el área metropolitana de Murcia -que sufre especialmente el dióxido de nitrógeno emitido por el tráfico- ni en los polos industriales de Cartagena y Alcantarilla. Sí refleja que en el periodo 2011-2017, la ciudad de Murcia superó el valor límite anual de NO2 en los años 2012, 2013, 2014 y 2015.

En cuanto a las partículas finas PM10, el Ministerio considera que el año pasado no se superaron los picos permitidos porque el estudio no tiene en cuenta las intrusiones de masas de aire africano.

Para Ecologistas en Acción, organización que realiza un seguimiento exhaustivo de la calidad del aire en España, estos datos están sesgados por dos motivos: el principal, porque la normativa estatal es más permisiva que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establece valores límite mucho más bajos para todos los contaminantes. Por ejemplo, la OMS sitúa en solo 100 microgramos/m3 el valor límite de ozono, veinte por debajo de la ley española, pero la diferencia es mucho más grande en el dióxido de azufre: 20 mg/m3 para la OMS y 125 según la normativa estatal.

Medidores averiados

En segundo lugar, porque están incompletos, a juicio de Pedro Belmonte, experto en contaminación de esta asociación ecologista en la Región de Murcia: «Que se registren tan pocas superaciones se debe en parte a que las estaciones de medición se averían con frecuencia y hay periodos amplios en los que no registran datos», asegura.

También faltan puntos de control. Por ejemplo, para las partículas PM2.5 solo hay una, en Cartagena (Mompeán), «pese a que se trata de uno de los contaminantes más preocupantes porque llega directamente a los alvéolos pulmonares. Para esto no tenemos un diagnóstico regional», advierte Belmonte, quien también echa en falta más información sobre las áreas de expansión urbana en la zona norte de la ciudad de Murcia. «Sobre todo, demandamos una modernización y aumento de la red de control, que se ha quedado obsoleta», reclama.

El Gobierno regional aprobó en 2015 un Plan de Mejora de la Calidad del Aire que incluye numerosas medidas, como aumento de medios materiales, reducción de emisores contaminantes, protocolos de alerta e información a la población y campañas de medición, entre otras.

El tráfico castiga a Madrid, Barcelona, Granada y Bilbao

En el conjunto de España, la calidad del aire empeoró en 2017 respecto a los niveles de 2016 y aumentó el número de zonas y poblaciones donde se superaron los niveles límite de dióxido de nitrógeno (NO2) y las partículas en suspensión (PM10) aumentaron, según el informe que el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea. Los resultados revelan que en 2017 se superaron los niveles de NO2 en ciudades como Madrid y alrededores, Barcelona y área metropolitana, Granada y su zona de influencia y Bilbao y su entorno, principalmente por las emisiones del tráfico rodado. En cuanto a las partículas PM10, también aumentaron las zonas que superan el valor límite diario: Granada, Málaga y Costa del Sol, Villanueva del Arzobispo, Avilés, Plana de Vic y Terres de L'Ebre.

 

Fotos

Vídeos