https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Cierre nocturno en Calblanque para 'blindar' el nido de tortuga boba

Huevos depositados por una tortuga boba en Calblanque en julio. / CARM
Huevos depositados por una tortuga boba en Calblanque en julio. / CARM

Medio Ambiente prolonga la prohibición del acceso de vehículos y la acampada desde este lunes al 13 de octubre o hasta que eclosionen los huevos

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

El éxito de la histórica nidada de tortuga boba en Calblanque es prioritario para la Consejería de Medio Ambiente. Tanto que se ha decidido reforzar la protección de los huevos que depositó un ejemplar de 'Caretta caretta' durante la madrugada del 28 de julio en una cala del parque regional. De este modo, y según una resolución de la Dirección General de Medio Natural a la que ha tenido acceso 'La Verdad', se prohíbe la circulación de vehículos y la acampada en el sector este del espacio protegido situado en el litoral cartagenero desde este lunes 2 de septiembre hasta el 13 de octubre, o hasta que eclosionen todos los huevos.

Esta medida excepcional, que se aplicará desde las 20.30 horas hasta las 9.00 del día siguiente mediante el cierre de la cancela situada en el paraje de La Boquera, supone una prórroga del cierre previsto en el sistema estival de control de accesos, que concluye hoy, aunque se mantendrá durante fines de semana y festivos hasta mediados de octubre.

El corte nocturno no afectará a los propietarios, que podrán circular libremente, al igual que el personal de servicios públicos y los voluntarios que participan, junto con agentes medioambientales y técnicos de Medio Ambiente, en la vigilancia del nido durante las 24 horas del día.

El motivo de cortar el acceso durante la noche a las playas de Calblanque, Arturo y Magre es aumentar la protección de los huevos (66 de los 69 que la tortuga depositó en la arena, ya que tres se trasladaron al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre) justo en la mitad del periodo de incubación, calculado en unos dos meses para esta especie.

Según la resolución adoptada por Medio Ambiente, «se hace necesario restringir el acceso al área del nido en vehículos a motor en horario nocturno, de modo que se mejoren las condiciones de seguridad y tranquilidad, tanto del personal participante como del nido de tortuga boba, ante la posible llegada de cualquier persona ajena al dispositivo de custodia y vigilancia establecido».

Adecuada custodia

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, indica que «ante este evento de extraordinaria importancia para la conservación de esta especie protegida, se hace necesaria la adopción de medidas excepcionales para garantizar una adecuada custodia y vigilancia del nido, que evite cualquier tipo de afección de origen natural por depredadores o antrópica». Además, agradece la participación en el dispositivo de todo el personal de la Dirección General, así como de los voluntarios ambientales de ANSE, Asociación Calblanque y Asociación de Vecinos Cobaticas-La Jordana.

El desove de tortuga boba en Calblanque, el primero en la Región en más de un siglo, refuerza el papel del parque regional en la conservación de una especie catalogada como vulnerable a nivel nacional e internacional: «Desde el punto de vista de la protección de la biodiversidad y del espacio protegido, se trata de un hecho de gran trascendencia», señala la directora general de Medio Natural.

Las calas del Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila reciben en verano un intenso flujo de visitantes, que la Comunidad Autónoma regula desde hace varios años mediante un sistema de control de accesos y un autobús público que utilizan anualmente una media de 50.000 personas y que ha reducido la circulación de vehículos en un 90% desde 2013.