https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El chorlitejo patinegro, Ave del Año a su pesar

Ejemplar de chorlitejo patinegro, marcado con anillas en ambas patas./GUSTAVO FERREIRO
Ejemplar de chorlitejo patinegro, marcado con anillas en ambas patas. / GUSTAVO FERREIRO

SEO/BirdLife llamará la atención en 2019 sobre el declive de esta pequeña limícola, que cuenta con 56 parejas en las Salinas de San Pedro del Pinatar

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Que te elijan Ave del Año no es precisamente una buena noticia. Este dudoso honor significa que estás de capa caída y necesitas que te echen una mano. Aunque al menos te sitúa bajo la lupa mediática y se abren oportunidades para que te recuperes. Es el caso del chorlitejo patinegro, el pequeño pájaro limícola que ha obtenido este miércoles esta distinción, otorgada desde 1988 por la sociedad científica y conservacionista SEO/BirdLife para llamar la atención sobre especies amenazadas. El diminuto chorlitejo (unos 40 gramos en un cuerpo de 15 centímetros) superó al aguilucho cenizo y al alcaudón real en una ajustada votación popular en internet en la que obtuvo el 35,48% de los clics (51.879 apoyos).

El Ave del Año 2019 está desapareciendo a nivel mundial: en España cuenta aún con entre 2.500 y 6.000 parejas que viven en salinas, playas, marismas, ambientes interdunares y lagunas interiores de todo el litoral mediterráneo, la costa atlántica de Andalucía y algunos puntos de la gallega, así como en diversas localidades del interior de Andalucía y Castilla-La Mancha. También se reproduce en Baleares y Canarias. Aunque no hay datos fiables sobre la tendencia de sus poblaciones en España, sí se sabe que en Málaga ha sufrido un bajón del 70% en los últimos diez años.

En el Libro Rojo

Por estos motivos, el 'Charadrius alexandrinus' se incluye en el Libro Rojo de las Aves de España en la categoría de 'vulnerable' y aparece a nivel estatal dentro del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

En la Región de Murcia cuenta con 56 parejas en el Parque Regional de Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar –datos de la Consejería de Medio Ambiente del verano pasado–, aunque también se le encuentra en Calblanque, Salinas de Marchamalo (La Manga), Cuatro Calas (Águilas) y dos humedales de interior: Ajauque-Rambla Salada y Saladares del Guadalentín.

La votación popular

Chorlitejo patinegro:
51.879 votos (35,48%).
Aguilucho cenizo:
48.990 votos (33,50%).
Alcaudón real:
45.330 votos (31%).

Sus amenazas en la Comunidad Autónoma son las mismas que sufre a escala nacional, junto con la biodiversidad que lucha por sobrevivir en las costas y humedales: el turismo masivo y algunas actividades de ocio, que molestan a estas aves durante la temporada de cría; la construcción descontrolada del litoral, que ha destruido buena parte de sus hábitats; la limpieza mecánica de las playas, que arrasa sus nidos y elimina los restos de algas marinas donde habitan los invertebrados de los que se alimenta; la presencia de gatos domésticos en semilibertad o perros sueltos, que se unen a sus depredadores naturales; el abandono de las salinas tradicionales, que agrava el fracaso reproductor de algunas colonias; y la falta de agua en humedales del interior, por la sobreexplotación de acuíferos, la falta de vegetación perilagunar o la apropiación de estas áreas para nuevos usos agrícolas –como sucede en los Saladares del Guadalentín–.

«Que la ciudadanía haya elegido al chorlitejo patinegro como Ave del Año es una excelente oportunidad para tomar conciencia sobre las amenazas que pesan sobre los hábitats costeros y los humedales salinos del interior, terriblemente castigados por la urbanización descontrolada, el sobreturismo, el saqueo del agua o la 'basuraleza'», explica Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, quien recuerda que los problemas de conservación para las aves «también se acaban convirtiendo en problemas sociales, económicos y de salud para las personas; los problemas del chorlitejo son tus problemas».

 

Fotos

Vídeos