https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El arruí vuelve a ser un trofeo

Rebaño de arruís en Sierra Espuña./CARM
Rebaño de arruís en Sierra Espuña. / CARM

El Gobierno regional modifica la orden de vedas y permite la caza del muflón del Atlas «para contribuir al control de su población»

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Después de tres años de escopetas caídas, el arruí puede ser cazado de nuevo en la Región de Murcia. El Boletín Oficial publicó este viernes la nueva orden de vedas que incluye al muflón del Atlas entre las especies cinegéticas para esta misma temporada, aunque la Comunidad Autónoma puntualiza que se trata de una medida enfocada a «contribuir al control de la población» de una especie invasora introducida en Sierra Espuna en el año 1970 y que en los últimos años ha sido protagonista involuntaria de polémicas entre cazadores, ecologistas, agricultores y empresarios turísticos.

El arruí se incorpora así a la relación de especies susceptibles de ser abatidas, «por lo que se autoriza su caza en zonas delimitadas para evitar que las poblaciones de este animal se extiendan fuera de las mismas», informa la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente. La presencia de este ungulado solo se permite en las sierras de catorce municipios del centro de la Región, donde en estos momentos conserva una población conjunta de unos mil ejemplares, según los últimos censos, concentrada en su mayor parte en Sierra Espuña y sierras de la Muela de Alhama, la Tercia-Chíchar y Cambrón-Madroño.

El arruí, que fue condenado a la erradicación junto a otras especies exóticas en marzo de 2016 por una sentencia del Tribunal Supremo, se benefició el pasado mes de junio de un nuevo indulto legal (el segundo, tras el concedido en 2013) gracias a la reforma de la Ley de Biodiversidad de 2007 promovida por el PP, con el apoyo de Ciudadanos y nacionalistas vascos y catalanes.

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, asegura que esta medida se enmarca en el mandato que tiene el Gobierno regional «para el control y posible erradicación de la especie fuera de las zonas delimitadas. A partir de ahora, y hasta el próximo 17 de febrero, cuando concluye la temporada de caza, los titulares de los cotos deberán presentar una solicitud con la estimación de ejemplares que se van a abatir», explicó.

Esta previsto que la semana que viene se apruebe una resolución específica en la que se recogerán las condiciones concretas en las que se permitirá la caza del arruí.