https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Anse compra el principal refugio de murciélagos de la Región

Murciélagos de herradura grandes, en la Cueva de las Yeseras./ANSE
Murciélagos de herradura grandes, en la Cueva de las Yeseras. / ANSE

La organización ecologista adquiere la Cueva de las Yeseras, una Zona de Especial Conservación en Santomera, para proteger las importantes poblaciones de quirópteros que alberga en su interior

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse) acaba de dar un paso poco frecuente: ha comprado un espacio protegido para gestionar directamente sus valores naturales. Se trata de la Cueva de las Yeseras, en Santomera, un enclave que pertenece a la Red Natura 2000 y declarado por el Gobierno regional como Zona de Especial Conservación (ZEC), que alberga importantes poblaciones de murciélagos con diferente grado de amenaza: más de 3.000 individuos de diferentes especies, entre las que destaca la presencia de murciélago ratonero patudo ('Myotis capaccinii') y murciélago de cueva ('Miniopterus schreibersii').

A través de su fundación, Anse ha pagado 25.000 euros a la propietaria de una finca privada donde la organización ecologista ya intentó desarrollar actividades de custodia de territorio hace quince años. «Temíamos que pudiera ser adquirida por alguna empresa agrícola o de canteras, y a pesar de ser ZEC tiene problemas de gestión, como vertidos de basuras, molestias a los animales en periodos de reproducción y destrucción del hábitat en su entorno«, explica a 'La Verdad' el director de Anse, Pedro García.

La Fundación Anse ha puesto en marcha una campaña de donaciones para aquellas personas y entidades que deseen colaborar en la adquisición de la reserva y desarrollar las primeras medidas de protección. La Fundación Beatrice Ederer-Weber Stiftung ya ha realizado la primera aportación económica.

Anse ha pagado 25.000 euros a la propietaria de la finca

«También compramos porque pensamos que no toda la conservación y gestión de los espacios naturales y biodiversidad tiene que hacerla exclusivamente la administración, y la colaboración de organizaciones sociales como Anse, empresas, ciudadanos y colectivos diversos puede y debe ayudar a multiplicar los esfuerzos de las administraciones«, añade Pedro García. Otro de los objetivos es reivindicar la importancia de la Región de Murcia para la conservación de »un grupo animal de enorme importancia para los ecosistemas e incluso los humanos, como es el de los murciélagos«.

Entrada a la Cueva de las Yeseras.
Entrada a la Cueva de las Yeseras. / ANSE

La Cueva de las Yeseras alberga dos cavidades que en el pasado se utilizaron para la extracción de yeso. Localizada en el piedemonte de la Sierra de Orihuela, es un área con vegetación arbustiva semiárida que limita con la huerta del Segura y la cercana población de Santomera.

El proyecto de conservación se desarrollará en una superficie de aproximadamente 12.000 m2 de terreno, la casi totalidad de ZEC ES6200033 Cueva de Las Yeseras, un enclave rocoso que ha sobrevivido a las transformaciones agrícolas de regadío de su entorno.

Veinte especies en el Sureste

El objetivo principal del proyecto es la conservación de poblaciones reproductoras de diferentes especies de murciélagos, que cuentan con una veintena de especies presentes en el Sureste de la península y constituyen uno de los grupos más diversos entre los mamíferos de la fauna ibérica. También están entre las especies que más servicios ambientales prestan a las comunidades locales por el elevadísimo consumo de insectos.

A partir de la compra de la Cueva de las Yeseras, Anse espera contar con la colaboración de la Comunidad Autónoma en la gestión del espacio protegido, donde desarrollará diferentes actuaciones de conservación, como la retirada de basuras, cierre parcial o total del acceso a las zonas de reproducción de murciélagos, restauración de la cubierta vegetal, seguimiento biológico e investigación de las poblaciones de quirópteros, actividades de educación ambiental, etc.

Además de los murciélagos ratonero patudo y de cueva, las cavidades también son utilizadas en menor número por otras especies incluidas en los Anexos II y IV de la Directiva Hábitats, como los murciélagos de herradura grande y pequeño ('Rhinolophus ferrumequinum' y 'R. hipposideros') y el murciélago ratonero pardo ('Myotis emarginatus').

Además, sobre el entorno inmediato de las cavidades se ha detectado la presencia de al menos otras cuatro especies de quirópteros: el murciélago de Cabrera ('Pipistrellus pygmaeus'), el murciélago enano ('Pipistrellus pipistrellus'), el murciélago hortelano pardo ('Eptesicus isabellinus') y el murciélago rabudo ('Tadarida teniotis').

Al menos cuatro de las especies que usan la cavidad están incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, una en la categoría 'En peligro de extinción' (ratonero patudo) y tres en la 'Vulnerable' (de herradura grande, de cueva y ratonero pardo).