https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Anidamiento frustrado de tortuga boba en La Manga

Búsqueda de huevos de tortuga dentro del perímetro. / P. SÁNCHEZ / AGM

Los expertos no hallaron huevos en la playa después de remover la arena durante toda la tarde frente a Isla Grosa

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La esperanza derivó en frustración después de varias horas de búsqueda en La Manga: finalmente no se hallaron huevos en la playa, situada en el kilómetro nueve de la lengua de arena, donde según todos los indicios había desovado una tortuga boba la pasada madrugada. Después de una intensa búsqueda, dirigida durante toda la tarde por el experto de la Universidad de Valencia Jesús Tomás, ni rastro de la nidada.

La zona donde el ejemplar de 'Caretta caretta' intentó anidar, cerca de la zona conocida como Dominique (en el término municipal de San Javier) quedó balizada, aunque Medio Ambiente descarta «en un 90%» que haya huevos. Se trata de una medida preventiva que además puede servir para concienciar a los veraneantes sobre la necesidad de proteger a esta especie amenazada, que comienza a criar en el Mediterráneo empujada por el cambio climático.

Numerosos curiosos asistieron ilusionados a un operativo de búsqueda al que se incorporaron el consejero Antonio Luengo; la directora general de Medio Natural en funciones, Consuelo Rosauro; y el alcalde, José Miguel Luengo. Agentes medioambientales balizaron ayer el perímetro del posible anidamiento de tortuga boba porque, por la forma en que estaba removida la arena, todo apuntaba a puesta exitosa, como la del pasado domingo en Calblanque, informan a 'La Verdad' fuentes del Gobierno regional.

Sobre la arena había tres rastros, aunque no se trataba de tres posibles nidos, sino de diferentes intentos de la misma tortuga. El experto de la Universidad de Valencia, el mismo que verificó el domingo pasado la histórica puesta en Cala Arturo, se desplazó por la tarde a La Manga para comprobar el posible desove, finalmente frustrado.

Lo más probable es que esta misma tortuga boba trate de desovar de nuevo en una playa cercana. El dispositivo de control de la Administración regional, coordinado con otros equipos en la Comunidad Valenciana y Andalucía, se mantiene vigilante para detectar otros intentos y proteger los posibles anidamientos. De haberse confirmado, el de La Manga hubiera sido el segundo nido de tortuga boba en la Región en más de un siglo, tras el descubierto en Calblanque hace solo cinco días (la primera puesta documentada, precisamente en La Manga, está fechada a finales del siglo XIX). Durante estos días también se han producido dos desoves en Ibiza.