https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Alerta roja mundial para el Mar Menor

Desembocadura de la rambla del Beal en el Mar Menor, en el paraje de Lo Poyo/J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Desembocadura de la rambla del Beal en el Mar Menor, en el paraje de Lo Poyo / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

El Convenio de Ramsar estudia en Dubái incluir la laguna en la lista de los humedales más amenazados del planeta, a petición de SEO/BirdLife

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La delicada situación del Mar Menor ha llegado este fin de semana al foro internacional más importante en materia de humedales: el Convenio de Ramsar, que celebra en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) su XIII Conferencia de las Partes (COP), en la que se reúnen delegaciones políticas y científicas en representación de los países que firmaron en 1971 en Irán el acuerdo para proteger y conservar los aguazales de importancia para aves acuáticas, entre ellos España.

La sociedad conservacionista y de investigación SEO/BirdLife ha propuesto en este congreso que se incluya al Mar Menor, «por su incuestionable mal estado», en el Registro de Montreux, la relación de zonas húmedas más amenazadas del planeta, donde se corre el riesgo de que se produzcan cambios en sus características ecológicas «como consecuencia del desarrollo tecnológico, la contaminación u otra intervención del ser humano», según sus estatutos. El proceso de eutrofización que sufre la laguna salada desde 2016 como consecuencia de los vertidos agrícolas, urbanos y mineros durante décadas, además de la presión urbanística, justificarían el ingreso del humedal murciano en esta lista negra, a la que pertenecen solo dos espacios naturales en España: Doñana y las Tablas de Daimiel, ambos desde hace casi 28 años.

Acciones concretas

Los científicos de SEO/BirdLife, que han acudido a Dubái junto a la delegación de BirdLife International, han propuesto también al Convenio de Ramsar «acciones concretas» para actuar en los humedales que, con información actualizada en 2017, esta organización ha declarado 'IBA in Danger'; es decir, las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, en sus siglas en inglés) más amenazadas del mundo, que en España son el Mar Menor, la Albufera de Valencia, el Delta del Ebro, la laguna de Gallocanta y S'Albufera de Mallorca.

Estas propuestas se incluyen en el informe 'Humedales Ramsar en España de interés para las aves acuáticas: estado de conservación y recomendaciones', entregado en la convención a la secretaria general del organismo que vela por el buen estado de los espacios húmedos, Martha Rojas Urrego. «Este documento incluye una serie de peticiones concretas para que sean examinadas por dicha institución con el objetivo de evitar cambios irreparables en las características ecológicas de estos espacios únicos en Europa», informa a 'La Verdad' SEO/BirdLife.

Una de las conclusiones del informe es que todos los humedales estudiados están expuestos a presiones 'altas' o 'muy altas', una realidad que provoca que más de la mitad se encuentren en un estado de conservación 'pobre' o 'muy pobre', según la calidad del hábitat que precisan sus poblaciones de aves. El 54% de los humedales están en 'mal estado' de conservación y solo el 12% se mantienen en 'buen estado', según el estudio.

Juan Carlos Atienza, responsable de Gobernanza Ambiental de SEO/BirdLife y presente en la COP de Ramsar, apunta que «España ha demostrado no tener la voluntad necesaria para mantener los humedales en buen estado de conservación, por lo que consideramos necesaria una acción por parte del Secretariado de la Convención».

La organización científica y conservacionista estima «imprescindible» que la Secretaría General de Ramsar solicite «información detallada» al Gobierno sobre los otros 36 humedales españoles que se encuentran en una situación «preocupante». «Conservar nuestros humedales es una cuestión de Estado, una acción fundamental por la importancia de estos ecosistemas para el futuro, no solo de nuestras poblaciones de aves acuáticas, sino el de nuestra economía, especialmente ante el actual escenario de cambio climático», insiste Atienza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos