https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Sisón contra Goliat

La presencia de esta amenazada ave esteparia frena la construcción de un planta solar de mil hectáreas en Zarcilla de Ramos

Sisón común./LV
Sisón común. / LV
Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Goliat es la empresa X-Elio y David el sisón, la escasa ave esteparia cuya presencia en los campos abiertos de Zarcilla de Ramos ha sido decisiva para que se frene la instalación de una macroplanta solar que iba a ocupar mil hectáreas en esta pedanía lorquina. La Dirección General de Política Energética y Minas (Ministerio para la Transición Ecológica) emitió hace unos días una resolución en la que niega el permiso para la construcción de esta enorme 'fábrica' de energía renovable que hubiera supuesto la destrucción del hábitat de una de las aves más amenazadas de España. Y en la Región de Murcia quedan apenas treinta ejemplares que se dejan ver con cuentagotas en el Altiplano, el Noroeste, los Llanos del Cagitán, Zarcilla de Ramos y Saladares del Guadalentín.

El dictamen del Ministerio se apoya precisamente en un informe de la Oficina de Impulso Socieconómico del Medio Ambiente (Oisma) de la Comunidad Autónoma en el que se detalla la precaria situación del sisón en Murcia, donde la transformación del campo le está dejando sin territorio. La progresiva desaparición de la especie se debe a «las roturaciones de terrenos naturales, como saladares y estepas, y la propagación de los cultivos intensivos y arbolado en zonas donde anteriormente se cultivaba el cereal, lo que pone en serio peligro su supervivencia», dejan claro los técnicos de la Medio Ambiente.

El Gobierno regional tiene preparado desde hace dos años un plan de recuperación para las aves esteparias que sin embargo aún no tiene fecha de aprobación.

El bajón también es alarmante a nivel nacional: de 74.084 machos reproductores en 2005 se pasó a solo 38.856 individuos en 2016 (fecha del último censo nacional), según las cifras que hizo públicas recientemente la organización científica y conservacionista SEO/BirdLife, y que suponen una reducción a la mitad en los últimos diez años.

X-Elio tiene un mes para presentar un recurso de alzada a la rotunda decisión ministerial, que supone el archivo de los trámites emprendidos hasta el momento, aunque tanto la empresa murciana como el Ayuntamiento de Lorca aseguran que no renuncian a un proyecto que supone una inversión de 300 millones de euros. Y que confían en superar las trabas legales.

Mientras tanto, los contados sisones lorquinos tienen motivos para celebrar un triunfo poco común en España, y menos en la Región de Murcia, donde la conservación de la naturaleza siempre lo ha tenido muy difícil frente al avance del desarrollo económico.