https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Agua, historia y silencio

Estanque y paseo de las Fuentes del Marqués./
Estanque y paseo de las Fuentes del Marqués.
Noroeste y Río Mula

Paseo por las Fuentes del Marqués, el oasis romántico de Caravaca de la Cruz

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZCaravaca de la Cruz

Usted tiene un libro entre las manos, o escucha a Marisa Monte en el reproductor de MP3 mientras el agua se desliza dulcemente ante sus ojos.

Quizá haya entornado los párpados y en la duermevela, mientras el aire le besa en el cuello y le trae el rumor acuático, usted se acomoda en el sólido banco de madera y adivina la silueta de una ardilla trepando por el tronco de un olmo.

Usted está solo ahora mismo, pero es una persona feliz, inmensamente feliz.

Y la culpa la tiene el prodigio natural que le rodea: las Fuentes del Marqués, un oasis prácticamente integrado en el casco urbano de Caravaca de la Cruz donde palpitan la naturaleza y la historia.

Nacimiento de las Fuentes del Marqués.
Nacimiento de las Fuentes del Marqués.

Uno puede tumbarse a la sombra de los árboles, como hacen los ruidosos patos, o caminar junto a la casa solariega de la familia Uribe, los marqueses de San Mamés, una edificación imponente conocida como Torreón de los Templarios y que hoy alberga el centro de interpretación de este espacio natural.

La joya de este lugar de increíble romanticismo es su entramado hidráulico, de origen árabe, alimentado por el nacimiento que brota en las Sartenes, unas pozas circulares por donde mana el agua a la sombra de los quejigos.

Torreón de los Templarios.
Torreón de los Templarios.

El manantial discurre a lo largo de una enorme alberca que refresca el amplio espacio cuajado de granados, pinos, olmos, fresnos, almeces, abedules, encinas, arces, robles... un jardín botánico donde es una delicia dar un paseo, hacer deporte por sus senderos o simplemente sentarse a descansar leyendo el periódico.

Patos junto al estanque.
Patos junto al estanque.

Y lo mejor es que las Fuentes del Marqués están a tiro de piedra del centro de Caravaca. Basta enfilar la carretera de Moratalla y enseguida, junto a un semáforo, girar a la izquierda obedeciendo el cartel indicador. En apenas un kilómetro y medio estaremos en las Fuentes, que nos reciben con un aparcamiento al que dan sombra olivos centenarios. Aquí todo tiene historia.

La excursión

Dónde:
Las Fuentes del Marqués (Caravaca).
Dificultad:
Baja.
Cómo llegar:
A 1,5 kilómetros de Caravaca, por la carretera de Moratalla.
Cartografía:
Mapa 910 II (24-35) en 1: 25.000 de Caravaca.
Cobertura de móvil:
Buena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos