Los Mejores 2019

El periodismo es un viejo oficio, pero también es una forma de estar en el mundo, de mirar la realidad con los ojos bien abiertos, siempre comprometido con la verdad de los hechos, siempre dispuesto a innovar para mejorar el derecho a la información de los ciudadanos

Alberto Aguirre de Cárcer
ALBERTO AGUIRRE DE CÁRCER

La sociedad actual está experimentando profundas y vertiginosas transformaciones de insondables consecuencias. La globalización y la digitalización no encuentran hoy barreras a su paso. Como el agua cuando corre torrencialmente por ramblas y escorrentías, ambos fenómenos avanzan sin freno, en ocasiones pasando por encima de los valores, principios y virtudes cívicas que han conformado nuestra identidad y el concepto contemporáneo de ejemplaridad pública. A lo largo de sus 116 años de historia, 'La Verdad' ha conocido épocas prósperas y otras complicadas. Pero todos cuantos hemos pasado por esta cabecera centenaria tenemos interiorizado que nacimos vinculados a una gran causa: la mejora de la sociedad de la Región de Murcia mediante la elaboración de información veraz y la difusión de opiniones libres y plurales. Ese es nuestro compromiso, esa es nuestra misión. El fomento de una ciudadanía mejor informada y preparada para interpelar a los poderes públicos. Ser reflejo y altavoz de los anhelos, problemas y logros de la sociedad civil constituye la tarea diaria de los periodistas de 'La Verdad', que en paralelo a la denuncia de injusticias y carencias colectivas también se afanan en encontrar y prestigiar la ejemplaridad y la excelencia en la Región de Murcia. Nuestros premios 'Los Mejores' son el exponente máximo de nuestra voluntad por reconocer públicamente el talento, el esfuerzo y la vocación de servicio a los murcianos. La Academia General del Aire; el tenor Carlos Moreno; la presidenta de Famdif, Carmen Gil; y los Festivales de Teatro de San Javier y Molina de Segura reúnen, a nuestro juicio, merecimientos sobrados a lo largo de décadas para recibir este reconocimiento. Mi enhorabuena y la de todos mis compañeros de 'La Verdad' a los premiados, con un especial recuerdo para las víctimas de esos dos trágicos accidentes en la AGA que nos han conmocionado a todos.

Permítanme que en esta noche les hable también de nuestros desafíos. El periodismo es un viejo oficio, pero también es una forma de estar en el mundo, de mirar la realidad con los ojos bien abiertos, siempre comprometido con la verdad de los hechos, siempre dispuesto a innovar para mejorar el derecho de información de nuestras audiencias. Así fue siempre y así debe seguir siéndolo en el nuevo ecosistema digital. Porque para lograr un mundo mejor hará falta un periodismo mejor. Más riguroso, más profundo, más útil. Especialmente en los nuevos soportes digitales. Para luchar contra la amenaza social de la proliferación de las noticias falsas y los bulos, para no caer en la tentación de sustituir el rigor por la viralidad y la trivialización de los contenidos en busca de mayores cuotas de audiencia. Como decía nuestro añorado columnista Manuel Alcántara, los viejos diarios de papel tienen los siglos contados. Los periódicos tendrán por delante una larga vida siempre que sirvan para contextualizar, jerarquizar y comprender la compleja actualidad. También el universo de internet. Hasta ahora, ningún competidor digital ha logrado desplazar a las marcas tradicionales como grandes referentes informativos. Es cierto, sin embargo, que una parte importante de nuestros lectores desean informarse en cualquier momento y en cualquier lugar a través de sus teléfonos, tabletas y ordenadores. Por eso hace 21 años lanzamos laverdad.es, que este año ha superado los tres millones de usuarios únicos al mes. Solamente durante los cuatro días de la última gota fría de septiembre, laverdad.es acumuló más de nueve millones de páginas vistas como resultado de su cobertura del desastre. Esa apuesta temprana y decidida es la clave del liderazgo de un proyecto digital que antes de concluir este año experimentará un importante salto cualitativo con nuevos contenidos y narrativas informativas que marcarán un antes y un después en la historia de 'La Verdad'. Será una apuesta por la calidad, con los mismos principios periodísticos que nos han otorgado la confianza de los murcianos, para continuar volcados con la información local en la Región de Murcia. Tengo el privilegio de trabajar diariamente con medio centenar de periodistas de excepcional profesionalidad y entrega, que sabrán culminar con éxito este reto, junto a un amplio plantel de colaboradores que aportan calidad al diario. Y con compañeros de otros departamentos de 'La Verdad', cuya entrega y profesionalidad es indispensable para que nuestro diario regional sea rentable y por tanto independiente, sin más compromisos editoriales que los que demandan nuestros lectores. Son ellos la razón de ser de todo cuanto hacemos.