Una veintena de muertos en Europa por la ola de frío

A grandes problemas, grandes y aéreas soluciones: Éste helicóptero se acerca a las ramas de los  abetos  junto a una autopista alemana . La corriente de las hélices hace caer la nieve. Evita así que el peso las derribe y se desplomen sobre el tráfico. Es una de las formas en que combaten los efectos del temporal que ha dejado cerca de una veintena de  muertos en Europa, También lo hace, el ejercito: "solo en este pueblo hay al menos un centenar de tajados que necesitan ser despejados porque corren riesgo de deplomarse por su enorme carga de nieve", nos dice uno de los militares. Y no solo Alemania sufre las consecuencias  de la ola de frío que ha convertido el continente en un inmenso lienzo en blanco. Así están  las calles del centro de Bucarest. Y no es mejor la situación en el resto de Rumanía: Esta joven de parto ha tenido que ser rescatada por los bomberos ante la imposibilidad de llegar al hospital. Tambien los aeropuertos se han tenido que cerrar. La última imagen la encontramos en Suiza, donde una avalancha ha pedido hospedaje en  el interior de un hotel de montaña. Hay tres heridos leves. Las previsión meteorologica pronostica que, tras cierta tranquilidad de hoy  la nieve regrese con fuerza mañana a todo el continente