Toma posesión el nuevo Gobierno que conducirá Austria hasta las elecciones

Sebastian Kurz. /Efe
Sebastian Kurz. / Efe

Kurz abordó con los jefes de las restantes formaciones la moción de censura a la que será sometido el lunes próximo

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal en Berlín (Alemania)

Un antiguo jefe del Estado Mayor como ministro de Defensa y un juez del Tribunal Supremo jubilado como titular de Interior. El presidente federal de Austría, Alexander van der Bellen, tomó este miércoles juramento a los nuevos miembros del gabinete del conservador Sebastian Kurz, todos ellos altos funcionarios eméritos o técnicos del Estado que reemplazarán, hasta los comicios generales adelantados al próximo mes de septiembre, a los ministros dimitidos o cesados del populista Partido Liberal Austríaco (FPOE). La crisis de gobierno se desató el viernes pasado tras la publicación de un vídeo comprometedor que forzó la dimisión del vicecanciller federal y presidente del FPOE, Hans Christian Strache, y la ruptura de la coalición de gobierno que dirigía el Partido Popular de Austria (OEVP).

Tras la ceremonia, Sebastian Kurz afirmó que hará todo lo posible para que «la crisis de un partido no se convierta en una crisis de Estado» y subrayó que, a diferencia de un gobierno ordinario, el Ejecutivo interino solo tomará las decisiones políticas «exclusivamente necesarias» y se preocupará del funcionamiento ordinario de los ministerios. El líder conservador subrayó que había informado detalladamente y con anterioridad a la oposición sobre los nombramientos que se harían efectivos para reemplazar a los ministros populistas, en primer lugar a la presidenta de la formación más importante, Pamela Rendi-Wagner, que encabeza el Partido Socialdemócrata Austríaco (SPOE).

Kurz abordó también con los jefes de las restantes formaciones la moción de censura a la que será sometido el lunes próximo en el parlamento federal por iniciativa del más pequeño de los partidos allí representados. Se trata de la escisión de Los Verdes, Jetzt (Ahora), con tan solo 8 diputados, que espera ver respaldada su propuesta por el resto de los grupos de oposición. Ningún otro partido ha querido comprometerse con ese paso ante la celebración este domingo de los comicios europeos y para no influir en los mismos con polémicas nacionales.

Entre tanto, un abogado vienés y un detective austríaco son sospechosos de haber organizado la trama para el rodaje, en verano de 2017, del vídeo comprometedor en el que Strache y el joven dirigente del FPOE Johann Gudenus ofrecen en una villa de Ibiza a una presunta oligarca rusa jugosos contratos con el Estado austríaco a cambio de apoyo financiero para la campaña electoral de su partido. En declaraciones que publica el rotativo 'Österreich24', un experto en seguridad revela los nombres de los organizadores y asegura que el rodaje tuvo un coste de 600.000 euros y que quienes lo encargaron, cuyas identidades siguen siendo un misterio, actuaron por motivos políticos.

Temas

Austria