Las autoridades francesas detienen a cuatro personas por riesgo de atentado inminente en París

Agentes de las fuerzas especiales toman posiciones durante la operación antiterrorista de este martes en Bruselas./
Agentes de las fuerzas especiales toman posiciones durante la operación antiterrorista de este martes en Bruselas.

Bélgica busca a dos fugitivos tras la operación antiterrorista de este martes en Bruselas, que se saldó con un yihadista muerto y cuatro policías heridos

COLPISA / AFPbruselas

Las fuerzas de seguridad francesas han detenido este miércoles en la región de París a cuatro personas sospechosas de planificar un atentado inminente en la capital, según fuentes de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) citadas por la cadena TF1.

Los detenidos -tres hombres y una mujer- están vinculados al islamismo radical. Entre ellos figuran dos hermanos de origen turco, aunque las autoridades se han interesado especialmente por Youssef E., un islamista de 28 años que ya estaba fichado y que fue condenado a cinco años de cárcel en 2014.

La operación se ha desarrollado en el XVIII distrito de París y en Seine-Saint-Denis, según TF1. Las autoridades se han incautado durante las operaciones de un cartucho de kalashnikov, una pistola de fogueo, material informático y dispositivos USB almacenados en una caja fuerte.

Por su parte, la Policía belga busca "activamente" a dos sospechosos que huyeron este martes de un registro efectuado en el marco de la investigación por los atentados de París, en el que se hallaron una bandera del Estado Islámico y un kalashnikov junto al cuerpo de un argelino, abatido por las fuerzas especiales.

"Las operaciones policiales continúan", ha señalado este miércoles por la mañana el primer ministro belga, Charles Michel.

En una conferencia de prensa, la fiscalía federal belga ha precisado que el argelino, abatido por un francotirador de las fuerzas especiales "cuando se aprestaba a disparar desde una ventana", fue identificado como Mohamed Belkaid, de 35 años, inmigrante irregular sin antecedentes policiales.

"Dos personas (...) lograron darse a la fuga de una vivienda en que seis policías, cuatro belgas y dos franceses, se disponían a registras el martes pasado a mediodía", ha indicado Thierry Werts, portavoz de la fiscalía. "Se les está buscando activamente", ha añadido.

En el registro del martes en una vivienda de la zona popular de la comuna de Forest, en la capital belga, "apenas se abrió la puerta, al menos dos personas armadas con una escopeta y un fusil kalashnikov dispararon inmediatamente contra la policía", ha relatado.

"Se produjo un tiroteo breve pero nutrido, en el que tres policías resultaron heridos, uno de ellos una policía francesa que participaba junto a un colega también francés de esta operación. "Se evitó lo peor", ha añadido.

Las autoridades lanzaron entonces una importante operación en el sector. Durante las horas que siguieron este primer contacto se produjeron nuevos disparos desde la vivienda. Fue entonces cuando Mohamed Belkaid fue "neutralizado por un francotirador de élite, cuando se aprestaba a disparar contra la Policía desde una ventana".

Thierry Werts ha indicado que tras el primer registro, la Policía allanó otra vivienda del sector en donde halló un fusil kalashnikov y numerosos cargadores, como los utilizados por los atacantes de París que ametrallaron las terrazas de cafés o la sala de espectáculos Bataclan, así como ropa negra.

Por la noche, la Policía detuvo a dos personas, que han quedado en libertad sin cargos este miércoles. Uno de ellos ingresó en un hospital "con una pierna rota". "La persona que la acompañó se dio a la fuga cuando la Policía local llegó al hospital," ha añadido.

En otro allanamiento, "una persona fue detenida para ser interrogada". "La implicación de estas dos personas está siendo estudiada", ha precisado Werts, que ha añadido que "la investigación continúa de día como de noche".

Las viviendas registradas se encuentran muy cerca de la estación de trenes internacionales, que unen Bruselas a París, Londres, Amsterdam o Düsseldorf.

Cuatro de los nueve autores de los atentados del 13 de noviembre en París, en los que murieron 130 personas, eran belgas. Los ataques habrían sido organizados en esta capital.

Al día siguiente de los ataques, reivindicados por el grupo Estado Islámico, se perdió el rastro en Bruselas de uno de los principales sospechosos, Salah Abdeslam, cuyo hermano se hizo estallar en las calles de París.

La fuga de este sospechoso obligó a las autoridades belgas a elevar al máximo la alerta terrorista así como el cierre de los edificios públicos y la suspensión del transporte público por cinco días, sobre la base de una "amenaza inminente".