Starbucks en Estados Unidos cerrará una tarde para que sus 175.000 empleados asistan a un curso contra la discriminación racial

175.000 empleados de las cafeterías Starbucks recibirán un curso contra la discriminación racial. Lo harán al mismo tiempo, en una tarde, y 8.000 locales de la compañía tendrán que cerrar sus puertas. Es la disculpa tras el incidente en el que fueron detenidos por la policía dos hombres negros sólo por no consumir. El vídeo, grabado por otro cliente, se propagó como la pólvora. Las reacciones no se hicieron esperar. Y el boicot a la empresa se puso en marcha.El presidente de la compañía ya ha pedido disculpas en público y a los dos afectados personalmente. Y está dispuesto a que no vuelva a ocurrir. Aunque hay quienes piensan que nada será diferente porque lo que hay que cambiar es la mentalidad de la sociedad. Por el momento los cerca de 175.000 empleados de estas cafeterías aprenderán a no cometer prácticas raciales en un curso al que ya se sabe quién no asistirá: El director del local de Filadelfia donde se produjo el altercado. Ha sido despedido.-Redacción-