Una senadora de EEUU acude a votar a la cámara con su hija recién nacida

El Congreso de los Estados Unidos vivía ayer una jornada histórica. Por primera vez, una senadora acudía a votar con su hija recién nacida. Con gran expectación recibían a la pequeña de tan solo 10 días y a su madre, Tammy Duckworth, veterana de la Guerra de Irak. Todo esto ha sido posible gracias a una reforma aprobada recientemente que permite a los parlamentarios que tienen bebés llevarlos al hemiciclo cuando se celebra una sesión. -Redacción-