La policía turca registra el consulado saudí por el caso del periodista desaparecido que tiene al mundo el vilo

Con linternas en medio de la noche, los policías forenses turcos registran palmo a palmo, incluso el tejado del consulado de Arabia Saudí en Estambul. Busca pruebas sobre la muerte de este hombre, el periodista Yamal Kashogui. Una gran incógnita que tiene en vilo a medio mundo y que podría quedar resuelta en las próximas horas. Según apuntan varios medios de Estados Unidos, Arabia Saudí está preparando un informe en el que reconocería que Kashogui murió durante un interrogatorio que salió mal. Una operación llevada a cabo por agentes en solitario, sin el visto bueno de las autoridades saudíes. Esta sería la nueva versión del reino, para salvaguardar así al príncipe heredero Mohamed Bin Salmán. Preguntado sobre este supuesto informe Trump ha dicho que "nadie sabe" si esta es oficial, pero horas antes, tras hablar con el padre del príncipe heredo, El Rey Salmán y con el presidente de Turquía. Apuntó a que el crimen lo pudo cometer una banda de delincuentes.