Juan Guaidó llega en moto al centro de unas protestas contra Maduro y el bloqueo de la ayuda humanitaria

Tercer pulso en las calles de Venezuela. El punto de partida, una curiosa escena. Juan Guaidó se abre paso entre la marea humana como pocas veces lo hemos visto. Lo hace en moto. Con saludos festivos. A partir de ahí, estalla un clamor popular que llena las calles hasta la bandera. No cabe ni un alfiler. Las consignas son contundentes. Exigen libertad y la retirada definitiva de Maduro. En esta gran marcha, es la juventud la que coge las riendas. Hasta los más pequeños le piden a Maduro que "no les robe su futuro". Protestas también contra la escasez de alimentos y medicinas, y presión a un ejército que mantiene bloqueada una ayuda humanitaria, que Guaidó promete para el próximo 23 de febrero. 

ATLAS ESPAÑA