El Gobierno de Ecuador anuncia un principio de acuerdo con los indígenas

Disturbios, saqueos y episodios de violencia han estallado en Ecuador. Un auténtico polvorín cuya  mecha la ha prendido el gobierno de Lenín Moreno. Lo ha hecho con un paquete de medidas económicas, de ajustes y recortes, así como suprimiendo los susidios estatales a los combustibles.Ecuador vive ahora mismo en estado de excepción, después de que el Gobierno, que se había trasladado a Guayaquil, ha regresado a Quito, la capital. Aunque ha sido un traslado mermado, porque tan solo lo han hecho el presidente y los ministros de Gobierno y defensa para tratar de reconducir la situación. Por su parte, el vicepresidente ha acudido a la mediación de Naciones Unidas y a la Conferencia Episcopal para tratar de convencer a los indígenas, que son el colectivo más movilizado a la vez que perjudicado, para que las protestas sean pacíficas. De momento no hay datos oficiales pero ya se habla de tres personas muertas, cientos de heridos y un millar de detenidos desde que arrancaron las movilizaciones.